Google+

8 ene. 2014

Rodrigo Alberto de Broteas y Zumaque | Lamentations of the Flame Princess

ATENCIÓN SPOILERS: Lo que sigue a continuación son nuestras experiencias jugando la avetura "The Tower of the Stargazer" para el RPG Lamentations of the Flame Princess, de modo que se recomienda a cualqueir posible jugador no seguir leyendo.

"Saludos viajero, celebro que finalmente hayáis decidido jugar conmigo, creedme, el premio merece la pena. ¿Como? ¿Que te gustaría saber como acabe aquí, en esta lejana torre? Bueno, yo dispongo de todo el tiempo que deseéis, así que no veo por qué no.

Como vos, vine hasta aquí persiguiendo la fama y la riqueza, aunque en mi caso buscaba a mi tío que se había refugiado en esta torre, alejado de su familia. Me imagino que vuestras armas le habrán derrotado, si es que nadie lo había hecho antes. Si no fuera así sin duda no habríais llegado hasta a mí.

Pero bueno, me estoy adelantando, por donde iba... ¡Ah sí! Veréis, yo en aquel tiempo recorría los caminos de Europa en busca de la fortuna que mi familia había visto desaparecer con el paso de los siglos. Acostumbrado a la blanda cuna y a tener todos mis deseos cumplidos por mi entregada madre, sin duda me fue muy duro adaptarme a mi nueva vida cuando mi padre, harto de mis fiestas y vida contemplativa, me sugirió que buscara mi propia fortuna. De modo que, tomando la espada con la que tantas veces había entrenado en el patio de nuestra mansión, y acompañado de los sueños de gloria que tenía desde niño, salí a los caminos, con la remota idea de visitar a mi tío sin venían mal dadas. ¡Y tan malas que vinieron dadas!, así que me vine para acá.

Como te decía el temido mago que habitaba estos parajes era mi tío lejano, un auténtico Zumaque. Sin embargo eso no nos aseguró ninguna protección en sus dominios, y como todo hijo de vecino, atravesamos con el corazón en un puño la tierra quemada por los relámpagos en torno a la torre, solo para descubrir una cosa tras otra, tan extrañas, que nos hacían olvidar la anterior.

Primero fuero esas tazas y los extraños murales del recibidor, luego esa espeluznante escultura que preside, vaya usted a saber por qué, el salón principal. Cuando todo parecía extraño pero inofensivo nos dimos de bruces con cinco espejos de lo más peculiares. No te aburriré con los detalles, pero has de saber que uno de mis compañeros de fatigas fue muerto por las fuerzas mágicas encerradas en ellos.

Cual sería nuestra sorpresa cuando, al llegar a los aposentos de mi tío, lo encontramos encerrado bajo un sendo hechizo, en un círculo de sal que le era imposible abandonar. A pesar de sus muchas promesas decidimos, con buen juicio a mi modo de ver, dejarle donde estaba mientras seguíamos explorando la torre, así que llegamos hasta aquí.

Tras esa puerta, cuya cerradura mágica ya has comprobado, se encuentra la biblioteca de mi tío, un lugar de inimaginables tesoros arcanos y quién sabe cuantos misterios.

¿Que qué fue de mi tío? Ay... aun me lamento al recordarlo. Digamos que cuando mis compañeros volvieron a sus aposentos yo ya no me encontraba entre ellos, de modo que nunca lo supe a ciencia cierta, pero estoy seguro que la mayoría, si no todos, no salieron de la torre nunca más. ¡A los muy idiotas no se les ocurrió otra cosa que liberarlo! Semejante ser cargado de maldad y experto en las artes mágicas, puedes imaginarte que no tuvo muchos problemas para eliminarlos. 

¿Como?, ¡Ah!, ¡ja ja ja! de modo que mi viejo tío está otra vez encerrado, bueno, le está bien empleado eso sí, no se te ocurra liberarlo, aunque antes tenemos que ver si vuelves a bajar esas escaleras...

No, no te pongas nervioso, te explicaré lo que me ocurrió a mi y así verás a que me refiero. En aquel tiempo guardaba la biblioteca un educado caballero de exquisitos modales pero poca sustancia. Je je je perdóname la broma, pero es que se trataba de un fantasma. Como yo he hecho contigo, me ofreció un simple trato, si le ganaba una partida a los dados podría pasar a la biblioteca, si la perdía, tomaría su sitio para siempre o hasta que un nuevo viajero aceptase el reto...

Bueno dejémonos de cháchara y que empiece la partida, tú tiras en primer lugar..."

3 comentarios:

Fada dijo...

Buenísimo Will da penica que el pobre Zumaque haya acabado en tan ectoplásmico estado.

Pero a oidos de tu fiel servidor, el Padre Zacarias, han llegado rumores de un cabrero francés metido a quemabrujas que dice poseer un pergamino capaz atar las almas errantes a la carne de un cuerpo recién fallecido.

Lástima que viva encerrado en un roquedal del pirineo rodeado de sus 100 flagelantes. Pero ...¿quien sabe? Quiza el padre logre convencer a tus antiguos compañeros para llevar a cabo esta empresa.

Will dijo...

Madre!!! Aventura yaaaaaa!!!!

Eduardo de Miguel Poch dijo...

Zumaque de Broteas? Me suena.
http://www.bubok.es/libros/230045/Zumaque-de-Broteas
Y me encanta.
Eduardo de Miguel

Publicar un comentario