Google+

7 ene. 2014

Batería de Armas Venganza | Guanteletes del Infinito


Como todo el mundo sabe, los Puños Imperiales y sus capítulos sucesores, como los Guanteletes del Infinito, destacan en el arte del asedio y de la fortificación, de modo que desde que salió la sexta edición supe que querría añadir fortificaciones a mi colección. La salida del nuevo suplemento de Asaltos a Fortalezas, al igual que las de los múltiples suplementos que están viendo la luz, me parecen una oportunidad estupenda para todos los que tenemos una visión lúdica y narrativa del juego ya que aumentan enormemente las opciones de las que disponemos a la hora de representar todo lo que se nos ocurra en el tablero sin riesgo a que esto genere grandes disbalances o combos aberrantes, ya que esa nunca es nuestra intención al hacer las listas ni al jugar las partidas.


Aunque las fortificaciones defensivas están muy bien, a mi me apetecía mucho añadir algo de potencia de fuego en forma de emplazamientos de artillería, así que no dudé en añadir esta batería de Armas Venganza equipada con cañones de batalla (un arma genial a la que normalmente los marines no tienen acceso). Las miniaturas no me gustaban del todo por lo sobrecargadas en adornos que estaban, por lo que decidí no ponerles los múltiples cráneos que traían y les añadí algo de simbología de los Puños Imperiales y de los Templarios Negros, lo cual creo que las integra bastante bien con el resto del ejército pero tampoco las hace excesivamente específicas como para no poder usarlas con otros ejércitos. También les corté los pinchos que remataban los contrafuertes, para que tuviesen un aspecto más robusto.


Quería encontrar un modo rápido de pintarlas y una vez más el spray metalizado vino al rescate. Simplemente, después de una capa de imprimación negra y una de spray metalizado, apliqué un pincel seco de Chainmail y pinté diversas partes en bronces. Par darle un poco de desgaste decidí probar una de las nuevas pinturas de efectos de GW, la Ryza Burst, que la verdad es que me parece que no aporta nada que ya se pudiese obtener con un pincel seco de naranja. Para terminar un lavado generoso con Agrax Earthshake y listo.


1 comentarios:

Leiran dijo...

Te han quedado bastante geniales! Un gran acierto no recargarlas de sobremanera, a veces creo que a Games Workshop se le va un poco la mano a la hora de darle aspecto barroco a todo.

Publicar un comentario