Google+

20 oct. 2012

Marcador de Objetivo | Guanteletes del Infinito


Siempre me ha atraído la idea de personalizar los ejércitos con escenografía y marcadores específicos para ellos, pero como hasta ahora no tenía ningún ejército pintado todo esto tenía menos sentido. Sin embargo, con el proyecto de los Guanteletes del Infinito, me he decidido a pintar este marcador de objetivo que había montado hace ya bastante tiempo inspirado en este otro de Keyansark.


Como podéis ver se trata de una veterano de la primera compañía, como lo muestran su casco amarillo y la Crux Terminatus de su hombrera izquierda, defendiendo hasta el último aliento una muestra de la semilla genética del capitulo.


El pintado ha sido muy sencillo siguiendo el mismo esquema que en el resto de marines. Y la transformación consiste simplemente en emplear unas piernas de marine espacial en moto. El generador de campo de energía y el recipiente de la semilla genética muchos los reconoceréis como procedentes de la caja de la 4ª edición de WH40K.

4 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Lo estás bordando. El marcador y las últimas incorporaciones al ejército te han quedado muy bien (me encanta Melicertes) y te van a ser muy útiles en las partidas.
Enhorabuena.

Will dijo...

Muchas gracias!! la verdad es que me está encantando esto de ponerme a personalizar un ejército después de tantos años acumulando plomo y plástico grises!!

Leiran dijo...

Me encanta!! la verdad que leyendo vuestros progresos me estoy animando y cada vez cojo con más frecuencia los pinceles tanto tiempo abandonados!! a ver si para finales de este año tengo por lo menos una lista de 1500pts pintada.

Respecto a la minitura para darle más realismo la taladraría con un taladro manual para simular un agujero de bala y que el marine estuviera sangrando, quedaría mucho más dramático, ya que actualmente solo ves a un tio recostado en el piso. (el lugar idoneo sería en el torso por la parte derecha según miras la miniatura de frente)

Will dijo...

Pues si, lo de las heridas de batalla l pensé pero al final no me atreví, tengo que volver a plantearmelo...

Publicar un comentario