Google+

22 may. 2017

Night Train | Partida de Fate Deadlands

Un grupo de vaqueros viajan en tren hacia el oeste cuando en un apeadero de abastecimiento descubren un terrorífico misterio: el operario ha sido brutalmente asesinado y sus asesinos, que han dejado huellas no humanas en la escena del crimen, parecen haber huido a bordo de un tren con destino a la siguiente estación.



Una mas que disfrutable aventura con el Grupo Salvaje como compañeros de aventuras y +Alfredo Amatriain a los mandos. Muy divertido pasear por este Extraño Oeste en tan buena compañía y con un master que supo recoger nuestras morcillas narrativas e incorporarlas con destreza en la aventura.

Como siempre aquí os dejamos el vídeo y el audio que hemos subido al podcast de Orgullo Freak

9 may. 2017

Don't Hack This Game | 16 Hacks de No Te Duermas

En Diciembre del 2011 Fred Hicks lanzó la iniciativa Don't Hack This Game  en la que se pedían hacks del juego No Te Duermas. La iniciativa, hasta la fecha, no ha cuajado en un producto editorial pero hay unas cuantas las propuestas que se pueden encontrar en internet. Os dejamos aquí un listado.


Hacks.


5 may. 2017

Javelin Speeder Squadron | Hijos del Emperador


"Los canales de la red vox se encontraban extrañamente silenciosos. Si bien las alteraciones atmosféricas habían supuesto una constante molestia para las comunicaciones desde que se desplegasen en la superficie, hasta el momento se habían limitado a un exasperante ruido de fondo y algunos cortes ocasionales. Sin embargo desde que había emitido la petición urgente de refuerzos el vox sólo registraba las comunicaciones entre sus escuadras. Los canales de comunicación con el centro de mando permanecían saturados de estática.

El ataque de los orkos también había resultado extrañamente inesperado. Los informes tácticos proporcionados por el capitán Restor aseguraban que no se había encontrado presencia xenos en el cuadrante. Y aunque los orkos contaban con algunas pequeñas formaciones especializadas en la infiltración, no era esta una táctica habitual por su parte, y resultaba desconcertante que hubiesen organizado una emboscada indetectable para las escuadras de reconocimiento.

Sin embargo el teniente Sulbadean era un oficial pragmático, y pronto decidió que aquel no era el momento de hacerse tales cuestiones. Ya habría tiempo más adelante. Si es que salían vivos de aquella.

El ataque inicial de los pieles verdes había resultado devastador. Dos de sus escuadras habían sido diezmadas, viéndose obligadas a tomar posiciones defensivas.  Desde entonces la sangría de bajas se había paliado, pero no detenido. Los salvajes asaltos de los orkos eran rechazadas uno tras otro, pero cada una se cobraba nuevas bajas, lo que había reducido el número de astartes a casi la mitad.

- Teniente, mire esto - Le llamó el oficial táctico de su escuadra de mando mientras le pasaba sus magnoculares de aumento.
- ¿Qué estoy buscando? - preguntó Sulbadean mientras acoplaba los magnoculares al  visor de su casco.

No necesitó escuchar la respuesta. Parcialmente ocultas entre las rocas de un desfiladero cercano, a no más de 5 kilómetros de distancia, se podía distinguir la sombra proyectada contra las rocas de la inconfundible silueta de un escuadrón de land speeders. Estos parecían encontrarse preparando una emboscada, pues habían elegido una posición desde la que permanecer ocultos salvo para los ojos más expertos.

Sin duda sus hermanos de batalla eran conscientes de la delicada situación en la que se encontraban, así como de lo que bienvenido sería el apoyo que les podrían con sus armas pensadas. Sin embargo no parecían tener intención alguna de moverse hacia su posición, y según las lecturas del auspex, no se registraban columnas enemigas a las que interceptar desde la posición que habían elegido. Aquello resultaba cada vez más extraño.

El teniente se vio obligado a desterrar tales pensamientos de su mente, pues los alienígenas volvían al asalto."


3 may. 2017

Ultramarines | 1000pts para Zona Mortalis


Tras 6 meses, al fin termino el primer proyecto de 30K de 2016 (y ya se que estamos en 2017), un ejercito de mil puntos para ZM de Ultramarines.

Star Wars Armada | Fotoinforme


"El sol de Stoga, enorme y naranja, se veía claramente desde la cabina en donde Garm Bel Iblis observaba la silueta de los lentos transportes. Navegaban cerca de la fragata Nebulon que, tal como había ordenado, se mantenía a poco más de dos millas de su MC30. “Una flotilla compacta y organizada”, se dijo satisfecho. Habían dejado atrás la órbita del desértico planeta y ante ellos se extendía el campo de estrellas.

El coreliano pensó la suerte que tuvieron los opositores del imperio cuando esa alimaña de Palpatine no tuvo mejor ocurrencia que atacar Mon Calamari. Sus cruceros, adaptados a la guerra, estaban dando un resultado soberbio. Además de los gigantescos MC80, su ‘hermano pequeño’, los MC30, se estaban convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para sus enemigos, ya que su potencia de fuego casi podía igualar a naves imperiales que le doblaban en tamaño.

Aunque habría preferido estar al mando de su fiable Peregrino, esta fragata torpedera le daba absoluta confianza. Además, contaba con un equipo de calamari expertos en control de disparo, lo que unido a los torpedos de protones que habían instalado recientemente convertía a su nave en una auténtica garantía a la hora de defender esos valiosos transportes.

La guerra se inclinaba en favor de la inmensa maquinaria del imperio, con un nivel de producción de material de guerra muy superior al de sus opositores. Era por eso que esos transportes, tropas y suministros eran clave para la causa, pero sobre todo el veterano y experto equipo de reparaciones. Si bien los enemigos del imperio no podrían construir naves al mismo ritmo, al menos tendrían un instrumento competente para mantener las naves disponibles operativas.

-Comandante a puente.

Problemas. Garm apareció en el puente de mando. Un crucero estelar clase victoria había surgido del hiperespacio. Durante varios segundos aguantó la respiración esperando que surgieran más naves, pero sólo se trataba de un solitario. Podría ser peor, mucho peor.


-Comandante, según nuestro escáner se trata del Adalid y está desplegando escuadrones. Hay numerosos interceptores. Jefe Pícaro y Jefe Verde solicitan unirse al combate.
-Adelante. Escudos al máximo. Nebulon, no se alejen de esos transportes. Piloto, evite la proa en la medida de lo posible de ese destructor.

Garm tomó aire profundamente y echó un vistazo a sus oficiales. Sabía que no tenía que explicar a sus hombres que la salvación de esos transportes era la máxima prioridad. Su fragata serviría de escudo si hiciera falta. Así que se sentó en su sillón de mando y contempló la silueta del destructor maniobrando a su encuentro."

22 abr. 2017

Eldar (3000 puntos) | NetEA


¡Pérfidos Eldars! Tuvieron la galaxia a sus pies y ahora solo les queda el polvo de su antigua dominación en el que escarbar.
                                        Inquisidor Gründwal. Ordo Xenos


20 abr. 2017

X-Wing | Fotoinforme


- Recibido, Libre de" Impuestos. - Tarn Mison empezaba a notar la rigidez causada por las horas que llevaba empotrado en la cabina de su Ala-X. Pero no se podía hacer otra cosa, porque el transporte GR-75 que podía ver más allá de la punta de su ala derecha necesitaba ser escoltado, o los suministros que esperaba el comando rebelde de Kushit 7 podrían no llegar nunca a su destino. Repleto de personal, equipos de comunicaciones, y tanques de gas tibanna, la mole metálica había comenzado a tener problemas con el hiperimpulsor nada más entrar en el sistema, lo que había obligado a los operativos rebeldes a solicitar ayuda para cruzar el Paso de Ooal, frecuentado por salteadores y piratas. La única fuerza que la Alianza Rebelde había podido reunir en tan poco tiempo eran el Ala-X de Tarn y los dos veteranos BTL-A4 Ala-Y que flanqueaban el Libre de Impuestos.

"Espero que si tenemos compañía no tengan muchas ganas de pelea”, pensó Tarn mientras abría una línea de comunicaciones con los pilotos de los Ala-Y. 

- Oros 2 y 3, quedan pocos kliks para la salida del paso. Si tenemos suerte saldremos de aquí sin ningún encuentro desagradable, pero atentos a vuestros escáneres, y no perdáis de vista el transporte. - Sendos “a la escucha, Rojo 7” sonaron por sus auriculares mientras maniobraba por delante de la proa del GR-75. Al frente empezaba a vislumbrarse el final del angosto paso del cinturón de asteroides de Ooal.

Cuatro flechas amarillas (una de ellas de mucho mayor tamaño que las otras tres) se desplazaban pesadamente sobre el fondo rojo de una cuadrícula. La pequeña pantalla reflejaba algo de luz sobre el poco agraciado rostro de Kavil, que sonrió satisfecho: “Espero que el trato que hicimos con Karaj el Hutt valga la pena”, pensó mientras hacía señales luminosas a los dos interceptores M3-A pesados que flotaban junto a él a la deriva, entre los asteroides. De las ovaladas cabinas salieron destellos confirmando que habían recibido la orden: Encender motores y atacar el carguero con sus cañones de iones para inutilizarlo. El panel de control de su ala-y se iluminó conforme activaba los sistemas de propulsión y el armamento. 

- Chagr, van a salir en cualquier momento, los llevaremos hacia vosotros. Ya sabéis lo que tenéis que hacer. - dijo por el comunicador. El trandoshano que Karaj les había obligado a llevar como sibiló algo que bien podría haber sido tanto una afirmación como recuerdos a los antepasados de Kavil. Nunca se habían caído bien, pero tuvo que reconocer que el carguero YV-666 del reptiloide, armado hasta los dientes, podría resultar muy útil en el asalto al convoy. Tan sólo esperaba que Chagr “no se dejara llevar” y luego hubiera que buscar los suministros entre los restos chamuscados del GR-75. Dejó atrás esos pensamientos mientras aceleraba su viejo ala-y, buscando objetivos sobre los que escupir el fuego de su torreta doble."