Google+

10 jul. 2012

Diario de batallas | WH40K


Fecha: 07/07/2012
Contendientes: Will-Fada vs. Luis.
Ejércitos: Guanteletes del Infinito (Marines Espaciales) & Bombarderos de Boham (Guardia Imperial) vs. Guardia de la muerte (Marines Espaciales del Caos).
Puntos: 2000.
Despliegue: Asalto de vanguardia.
Misión: Purgar al alienígena.
Resultado: Victoria de Will-Fada.

Comentario: La movilización de las fuerzas de defensa planetaria se activó en el mismo momento en que los sistemas de vigilancia orbitales detectaron la enorme nave surgiendo de la disformidad cerca de Halicarnaso, el planeta más externo del sistema Queronea. Las imágenes hololíticas enviadas al estrategium mostraban la extraña superficie de aspecto biológico de la nave, cubierta de enormes pústulas y vomitivas secreciones, sobre la que destacaba, grabada sobre la proa del navío, el símbolo compuesto de tres esferas que declaraba la devoción de sus ocupantes por Nurgle, el apestoso dios de la enfermedad y la podredumbre.
Cuando las cápsulas de desembarco de los marines traidores de la antigua legión de la Guardia de la Muerte comenzaron a caer sobre el planeta el grito de auxilio de sus habitantes llegó a Queronea Prima donde los Guanteletes del Infinito comenzaron a movilizarse para hacer frente a la inmediata amenaza.
Los primeros ataques de los servidores del Caos habían sido devastadores, terminando con las fuerzas de defensa sin aparente esfuerzo. Dirigidos por un enorme príncipe demonio parecía que nada les podría hacer frente. Sin embargo los Marines Espaciales fieles al Emperador sabían que sin la fuerza aglutinante de su líder el ímpetu del ataque perdería fuerza, por lo que diseñaron un ataque quirúrgico para terminar con el demonio antes de que fuese demasiado tarde.
Coordinados con las tropas de la Guardia Imperial le mostraron un cebo que no podía rechazar, un punto débil ficticio en las defensas del continente principal del planeta sobre el que el servidor de Nurgle se lanzo sin pensarlo. Cuando, al amanecer, los decadentes marines del Caos surgieron de la oscuridad los disparos láser y las descargas de los cañones saturaron el espacio entre los ejércitos. El avance de los traidores pronto se vio frenado por la potencia de fuego imperial y las escenas de heroismo se extendían por todo el campo de batalla. Mención especial merecen los exploradores de los Guanteletes que con sus disparos hirieron de gravedad al príncipe demonio para eliminarlo finalmente haciéndolo explotar con sus granadas. Sin embargo sus discípulos no parecían dispuestos a retroceder haciendo gala de la inquebrantable tenacidad que les había hecho tristemente famosos en toda la galaxia. Decididos seguían aproximándose a la línea de las fuerzas defensa planetaria que, sabedores de que defendían sus hogares, dieron muestras de un heroísmo digno de las leyendas que se escribirían sobre ellos y fueron la pieza clave de la masacre definitiva de los invasores. La batalla por Halicarnaso aún duraría varios meses pero esta victoria decantaría la balanza del lado de las fuerzas imperiales.

1 comentarios:

lcd dijo...

Vereis la venganza de papa Nurgle!!!
Huele a codex nuevo y a marine muerto

Publicar un comentario