Google+

1 jul. 2015

Pesadilla de Eisenhorn | El puño del Imperio


"Tras el severo correctivo recibido a manos de los Eldar, la Logia Lemnia se retiró a los límites del sector para poner en marcha las factorías de su flota y comenzar a reparar las bajas sufridas. Así, los xenos campaban a sus anchas por el subsector Angelus, tejiendo sus redes de manipulación y engaño sobre los mundos imperiales que aun permanecían fieles.

Sin embargo esto no pasó desapercibido a los ojos del Imperio, que pronto comenzó a buscar ayuda entre las muchas fuerzas a su servicio. Esta llamada llegó a oídos de unos viejos conocidos del mundo colmena de Ost-in-Edhil, un capítulo de Marines Espaciales dedicado a la lucha contra la corrupción que suponen los Eldar en la galaxia, unos enemigos acérrimos de su decadente cultura, los Guanteletes del infinito.

El crucero de ataque de la segunda compañía se encontraba a escasos sectores de distancia cuando recibió el aviso, y el capitán Seleuco no tardó en dar la orden. Los Guanteletes entrarían en la guerra por el sector Scarus. 

En cuanto llegaron al subsector Angelus sus lecturas revelaron que la base de operaciones de los senos se encontraba en el planeta Hasarna. Fuese cual fuese su misión anterior esta podía esperar, era hora de matar Eldar."


Contendientes: Will vs Luis.
Ejércitos: Mechanicum vs Eldar.
Puntos: 2000.
Misión: Amparados en las sombras.
Despliegue: Yunque y martillo.
Listas:

Guanteletes del Infinito (Puños Imperiales)
* Destacamento de armas combinadas
- Capitán (Armadura artesanal, pistola de plasma y espada de eneregía)
- Escuadra de mando (Portaestandarte, apotecario, campeón y tres rifles de fusión. En cápsula de desembarco)
- Escuadra táctica Atreides (10 marines, rifle y cañón de fusión, sargento veterano con pistola de plasma y Rhino)
- Escuadra táctiva Acasto (10 marines, rifle y cañón de plasma, sargento veterano con puño y Rhino)
- Escuadra devastadora Centurión (3 cañones láser acoplados y 3 lanzamisiles)
- Escuadra devastadora Centurión (3 cañones cañones grav)
- Cápsula de desembarco
- Hermano dreadnought Próxeno (doble cañón automático acoplado)
- Cañón tormenta
- Stormtalon (Lanzamisiles martillo celestial)
* Cónclave de biblioteacrios
- Bibliotecario Jefe Atheniarcos (Armadura de exterminador, Nivel 2 de Telepatía)
- Hermano Epistolario Melicertes (Nivel 2 de Adivinación)
- Hermano Codiciario Euristeo (Nivel 2 de Biomancia)

Eldar:
- Guardian de Almas (Nivel 2, gema)
- 10 Filos Espectrales con hacha y escudo
- 5 Guardias Espectrales (5x Guadañas-D, Serpiente con 3 cañones shuriken)
- 5 Guardias Espectrales (Serpiente con 3 cañones shuriken)
- Señor Espectral (2 Lanzas)
- Caballero Espectral (Cañón solar, Escudo y 2 Multitubos)
- Vidente + 2 brujos en moto
- 3x 3 motos con multilaser
- Vyper (2 cañones shuriken)

Despliegue: Conscientes del increíble poder destructivo del que eran capaces los Eldar, los marines fortificaron sus posiciones en cuanto llegaron a la superficie y se prepararon para tratar de repeler el inevitable ataque. Los Centuriones con cañón láser y el hermano Próxeno se dispusieron en las ruinas fortificadas por el tecnomarine que se posicionó a cubierto tras ellas. A ambos lados se situaron las escuadras tácticas, con media escuadra Próxeno, armada con el cañón de plasma, a cubierto entre la colina en ruinas del flanco derecho. En reserva se quedaría cónclave junto a Seleuco y la escuadra de mando y la segunda escuadra de  Centuriones, todos ellos dispuestos a descender desde la órbita en el momento adecuado.

Despliegue de los Guanteletes
Los Eldar desplegaron todo su ejército en una larga línea. Las dos unidades de Guardias se situaron en ambos flancos a bordo de sus transportes. En el centro se situaron los Filos Espectrales, como siempre acompañados del Guardian de Almas. En el flanco derecho, en el interior de las ruinas, se posicionaron las grandes monstruosidades no muertas de los xenos, el Caballero y el Señor Espectral. Y tras esta línea, preparadas para dirigirse al campo de batalla donde fuesen más necesarias, estaban las unidades de motos, y Vyper y el Vidente con su consejo.

Despliegue Eldar

NOTA: Por primera vez trataba de plantar cara en la fase psíquica a los Eldar y poder aprovechar yo también los poderes psíquicos, pero los poderes que me tocaron eran prácticamente inútiles para lo que los necesitaba, y por supuesto no me tocó invisibilidad, cosa que sí lograron los Eldar.

Informe: Los Guanteletes trataron de golpear fuerte desde el primer momento pensando que solo así tendrían alguna remota posibilidad. Dado que la unidad de mando no tenía como protegerse de las armas D, y que tampoco tenían ningún poder que les hiciese útiles, los Centuriones fueron los primeros en descender. Su cápsula se desvió 10 UM hasta estar a punto de salirse del campo de batalla (se quedó a menos de un milímetro). Esto sin embargo no impidió que pudiesen quedar cerca del caballero sobre el que abrieron fuego con sus cañones D. Sin embargo solo sufrió 5 heridas, de modo que la otra unidad de Centuriones tuvo que abrir fuego contra él, consiguiendo hacerle una sola herida, pero suficiente para eliminarlo. El resto del turno de los Guanteletes simplemente consistió en el movimiento del rhino del flanco derecho para ocupar el objetivo 5. Así en su primer turno los Guanteletes consiguieron 2 puntos de victoria: Asegurar el objetivo 5 y Primera sangre.

El Caballero Espectral es derribado
Turno 1 Guanteletes (2-0)
La poder de los Eldar se hizo patente en su primer turno, pues desataron una inmensa destrucción sin inmutarse por la muerte del Caballero. En primer lugar los Guardias Espectrales armados con guadañas descendieron del Serpiente cerca de donde habían caído los centuriones y los borraron de la existencia. El resto del ejército avanzó y se posicionó para abrir fuego contra la otra unidad de Centuriones. El aire se saturó por los shurikens y disparos de multiláser que impactaban contra las ruinas eliminando a dos de los Centuriones. La superioridad de los xenos en todos los ámbitos era innegable y en su primer turno ya se pusieron por delante al lograr 4 PV: Mantener la línea, Predominio (2) y Asesinar.

Los Eldar avanzan
Turno 1 Eldar (2-4)
Como se demostraría a la postre los Guanteletes ya habían hecho todo lo que podían en esta partida, aunque la aparición del cónclave podía darles la oportunidad de hacer algo. Sin embargo esta cápsula también se desvió (11 UM en este caso) y terminó en un punto desde el que ya no podrían tener influencia en la partida. Por pura rabia usaron sus poderes para terminar con las dos motos cercanas, pero los Guanteletes no pudieron hacer ni una herida más en este turno. El resto del turno consistió solo en el avance del Centurión superviviente para controlar el objetivo 4 y conseguir así Reconocimiento, con lo que los Guanteletes ganaron 1 PV en su segundo turno.

El cónclave está a punto de salirse de la mesa
Turno 2 Guanteletes (3-4)
En su segundo el núcleo del ejército Eldar siguió avanzando. Las escuadras de motos y la Vyper se orientaron hacia  la unidad de cuartel general para acribillarla, aunque solo consiguieron terminar con el campeón de la compañía. La unidad del Vidente se lanzó a toda velocidad al flanco derecho para ocupar el objetivo 5. En su segundo turno los Eldar lograron 2 PV: Asegurar el objetivo 5 y Legado de dolor.

Turno 2 Eldar (3-6)
Los Guanteletes veían como sus armas eran inefectivas contra los Eldar, mientras estos les asesinaban por todas partes, sin embargo seguirían luchando. La Stormtalon apareció desde la reserva y se unió al fuego que del hermano Próxeno para tratar de eliminar al Vidente enemigo. Sin embargo, aunque los dos brujos cayeron el general enemigo se salvó milagrosamente quedando con una sola herida, lo cual obligó al cañón tormenta a gastar su disparo en tratar de eliminarle, pero falló estrepitosamente. Este turno podía haber sido clave para seguir luchando por la victoria, por lo que el rhino de la escuadra Atreides se posicionó para controlar el objetivo 4, y el resto del ejercito trató de lograr otros objetivos. El rifle de fusión de la escuadra Atreides falló al disparar contra el Serpiente del flanco derecho, mientras el cañón de plasma también fallaba al tratar de dañar a los Guardias Espectrales que se ocultaban tras él, terminando así con las remotas opciones que les podían quedar a los marines. En su tercer turno los Guanteletes se hicieron con 3 PV: Asegurar el objetivo 4 (x2) y Potencia de fuego aplastante.

El Vidente se libra de ser asesinado
Turno 3 Guanteletes (6-6)
Los Eldar solo tenían que seguir avanzando y disparando sus potentísimas armas para exterminar a sus enemigos, de modo que eso hicieron. En el centro eliminaron a  la escuadra de combate de la escuadra Atreides mientras el Vidente se colaba en la retaguardia enemiga para tratar de dañar al cañón tormenta sin éxito. En la retaguardia Eldar las motos y Serpientes seguían acribillando a la escuadra de mando, hiriendo a Seleuco pero sin causar mucho más daño. Finalmente los Filos Espectrales asaltaron por primera ver en la batalla y destrozaron con sus hachas el rhino que ocupaba el objetivo 4. Su tercer turno le proporcionó otros 2 PV a los Eldar: Caza mayor y Tras las líneas enemigas. (6-8)


- Las pictografías correspondientes al tercer turno Eldar han sido borradas por orden inquisitorial -

Al menos los Guanteletes querían cobrarse el trofeo del general enemigo de modo que el hermano Próxeno se posicionó para poder abrir fuego contra él, mientras la Stormtalon se movía para acribillar a a la Vyper y tratar de eliminarla. Es este turno, una vez más, si la fortuna no les era esquiva los marines podrían tratar de maquillar el resultado y que la batalla durase unos turnos más, pero una vez más no fue posible. La Vyper se libró milagrosamente después de que el piloto de la Stormtalon demostrase su nula puntería. Al menos el turno permitió una pequeña victoria a los Guanteletes cuando finalmente el Dreadnught terminó con el Vidente que se había colado en la retaguardia Marine. En el que sería su último turno los Guanteletes se hicieron con 3 PV: Matar al señor de la guerra, Asegurar el objetivo 6 y Mantener la línea.

La escuadra de mando trata de protegerse con la cobertura
Turno 4 Guanteletes (9-8)
Finalmente en el turno 4 los Eldar decidieron dejar de marear la perdiz y poner fin a la batalla. El Señor Espectral avanzó hacia el cañón tormenta y lo destruyó a disparos sin despeinarse. Mientras tanto cerca de allí el hermano Próxeno era destruido por los cañones-D. Por su parte en la retaguardia los Guardias Espectrales descargaron sus guadañas sobre la escuadra de mando mientras bostezaban del aburrimiento de enfrentarse a un enemigo tan lejos de su nivel, y por supuesto los borraban de la existencia. Ya solo quedaban unos pocos marines parapetados sobre una colina a los que se acercaba todo el ejército Eldar que prácticamente mantenía su capacidad destructiva intacta. La batalla había terminado. (En ese momento los Eldar ganaban 9-12 con los PV obtenidos en su cuarto turno, y jugar más turnos solo podía aumentar esta ventaja)

Las Guadañas-D reparten muerte
El fin se acerca para los pocos marines supervivientes
Resultado: Victoria de los Eldar

Comentario: Tras la última partida contra los Eldar decía que aquella había sido la más aburrida de mi vida, y la verdad es que esta ha sido algo más entretenida, porque al menos he conseguido matar algo (en aquella ocasión fui asolado sin destruir una sola unidad) , pero no mucho más. Se que llorar tras la derrota está feo pero no es esa mi intención. Yo ya sabía lo que había cuando empezamos a jugar, pero quería intentar dar guerra a los Eldar, cosa que no he conseguido, y eso que esta es la lista más fea y dura que me he hecho en mi vida.

Creo sinceramente que el códex Eldar está mal hecho, no tiene sentido dentro del resto del juego porque está a años luz en cuanto a destrucción, movilidad y resistencia, es simplemente el mejor en todas las facetas del juego. Si a ello le sumamos una lista llena de armas D y aderezada con unidades de motos, da lugar a unas partidas sin sentido ni diversión, aunque lo cierto es que creo que con ese códex no se puede hacer una lista que no sea una auténtica barbaridad (bueno, quizá algo normal dentro del trasfondo con vengadores y alguna unidad de especialistas o motos sin doparlas todas con disparos de F6)

Es cierto que la suerte estuvo bastante descompensada en mi contra, tanto en esta como en la anterior partida contra los Eldar, pero creo que eso influyó mucho menos en ambas partidas que el mero hecho de la barbaridad que es ese códex.

Y se acabaron los lloros :D

"Los Eldar danzaban silenciosos entre las montañas grises y amarillas que formaban los cadáveres de sus enemigos. Una vez más habían demostrado su indiscutible superioridad. Una superioridad tal que ya comenzaba a arrastrarles hacia el hastío de lo que se logra sin esfuerzo, algo que les acercaba a los momentos que precedieron a la Caída.

Pero como entonces nadie era consciente ni escuchaba las palabras de los escasos Videntes que trataban de advertir sobre esta forma de decadencia. Las sendas ya no tenían sentido, cualquier ciudadano montado en una motocicleta era capaz de diezmar a los ejércitos enemigos sin la disciplina que requiere el estudio de las artes de la guerra.

Sin embargo aquel era un momento de regocijo y ninguno de aquellos centenarios guerreros prestaba la atención a la criatura que se relamía en los bordes de la realidad."

2 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Seleuco... Tú también?
Otro bajón en el Subsector Angelus.
La lista de Marines es dura, y ha sido un aperitivo. sí que deben ser duros los eldars.
Desde la ignorancia de la 5ª edición, con otros poderes psíquicos ¿Hubiera cambiado mucho?
Un saludo

Will dijo...

Pues eso nunca lo sabremo :D

Yo creo que si al menos me hubiese tocado invisibilidad (es el mejor poder de la 7ª edición y básicamente hace indestructible a la unidad que lo recibe) podría haber dado un poco más de guerra.

La cosa es que a él le ha salido ese poder en todas las batallas que hemos jugado, y no es nada fácil porque genera solo dos poderes de Telepatía y hay 1 posibilidad entre 6.

Publicar un comentario