Google+

22 ene. 2015

El caldero de la discordia | WHF


En los valles que rodean a la antigua fortaleza de Karak Ocho Picos, una desconcertante figura verde arrastraba un pesado caldero del que cada pocos pasos caían las tintineantes monedas doradas que lo llenaban. El escurridizo ladrón se escabullía por lo más profundo del secreto valle cuando se dio cuenta de que no estaba solo. Su audacia había sido excesiva y había querido morder más de lo que podía.

Nadie sabe quién era, ni de que extraño plano de existencia había surgido, pero todos tenían claro que querían ese caldero para ellos mismos. Su procedencia no podía ser más fantástica. Aquella criatura lo había sustraído de las cámaras ocultas en las grutas más profundas de la antigua fortaleza, aquellas protegidas por los más privados secretos de los enanos, y que nunca habían sido mancilladas por los invasores que poblaban la otrora gloriosa ciudad. Como lo había hecho era un misterio, pero poco importaba. Lo auténticamente importante era su enorme valor, y ese era el motivo d ella presencia de los tres imponentes ejércitos en aquel recóndito valle.

Los pieles verdes, los skaven y los enanos se encontraban frente a frente. Ninguna alianza podría ser invocada, y ninguno de los documentos portados por el señor enano para demostrar sus derechos sobre el tesoro serían tenidos en cuenta. Solo la muerte de los enemigos otorgaría el auténtico derecho al vencedor de llamar suya a aquella inmensa fortuna.”

El caldero de la discordia
Un año más, y ya van más de 10, conseguimos celebrar nuestra tradicional batalla navideña. En los últimos años la premisa siempre ha sido organizar una batalla realmente grande, pero rápida de jugar, usando grandes unidades, monstruos poderosos y poca magia. Sin embargo este año solo conseguimos juntarnos 3 jugadores, y como teníamos poco tiempo, decidimos jugar un todos contra todos con 2000pts por bando, solo para vernos las caras y echar unas risas que ya son una tradición.

Estas batallas siempre nos dan grandes anécdotas y momentos que recordar, y sin duda de esta lo que se recordará será el primer turno de los orcos en el que las desgracias se sucedieron: Para empezar obtuvo una disfunción mágica que terminó con su chamán de nivel 4 y con la mitad de la unidad de orcos grandotes. A continuación ambos lanzapinchoz, que trataban de derribar a la abominación (que estuvo representada por el gigante que se ve en las fotos) antes de que se les echara encima sacaron sendos 1s en sus tiradas para impactar y sufrieron ptoblemas. Y para terminar de redondear el turno, la catapulta de goblins voladores sacó un maravilloso “misfire”. Huelga decir quela cara que se le quedó a su general fue épica (¡todos estamos contigo Nachete!)

A continución una serie de fotos y comentarios de lo sucedido, que como siempre fue más que divertido:

Royal Rumble navideña
La campana suena desafinada el primer turno
Tres dados de energía, tres 6s...
...y se desata la energía mágica...
...machacando a los orcos
 

La abominación aplastando golins sin parar...
Mientras las ratas ogro alcanzan el caldero
Los viejos odios nunca mueren
 
 
Las ratas ogro descuartizando orcos...
...mientras la arña hace lopropio con los rompehierros
La unidad de la campana consigue cargar cuando la batalla se acerca a su fin
 
 
El centro del campo de batalla es testigo de un duelo a muerte...
...en la que el kaudillo es decapitado
Las ratas ogro a lo suyo
El girocoptero rapiña algunas monedillas
El resumen de la batalla podría ser que los skavens, dirigidos por mi, tuvieron una suerte absolutamente insultante, frente a la que mis oponentes no pudieron hacer mucho. El momento de la carga de los goblins a la abominación, que les respondió conla friolera de 18 ataques haciéndoles huir y destruyéndolos en la persecución, es un buen ejemplo.

La puntuación final viene a resumir bastante bien este enorme disbalance en la fortuna durante la batalla:
- Skavens: 2649 pts
- Enanos: 675 pts
- Orcos y Goblins: 295 pts

1 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Las tradiciones Navideñas hay que mantenerlas. No todo va a ser beber y engordar...
Cómo me gusta la vieja campana gritona, me trae tan crueles recuerdos...
También anda por ahí la Gran Alimaña, casi del mismo tamaño que sus nuevas e hipertrofiadas versiones.
Un saludo

Publicar un comentario