Google+

14 sept. 2016

Fotoinforme WH40K | Caos vs Marines Espaciales


"La realidad se rasgó con un estallido multicolor, emitiendo un sonido agudo formado por miles de notas disonantes. Del orificio abierto en el velo de la realidad comenzaron a surgir zarcillos de pura energía que se retorcían sobre sí mismos mientras chirriaban al contacto con los planos euclidianos.

En torno a esta apertura ocho figuras equipadas con servoarmaduras esmaltadas en azul y dorado se disponían en los vértices de una intrincada estrella de ocho puntas inscrita con sangre en el pavimento. Uno de los hechiceros se adelantó hasta el centro de la estrella, dejando que los zarcillos acariciasen su armadura mientras cantaba con voz gutural en un idioma prohibido.

Como respondiendo a su canto el vórtice comenzó a brillar con mayor intensidad mientras cientos de voces susurrantes se unían al coro en un crescendo parsimonioso pero constante. Cuando la intensidad del canto alcanzó su cúspide la apertura de la realidad pareció explotar como una pústula sanguinolenta y de ella surgieron a borbotones incontables figuras rosadas de múltiples brazos y cuerpos redondeados que cuya anatomía parecía fluir y cambiar a cada instante.

Estos pequeños seres se distribuyeron en todas direcciones, lanzando fuego multicolor y haciendo piruetas y cabriolas. Entonces surgieron otras dos figuras, más altas y estilizadas, que accedieron a la realidad desplazándose sobre unos discos voladores de aspecto carnoso.

El ritual había sido todo un éxito, y pronto el planeta entero sería el lugar de recreo de sus aliados demoníacos. Sin embargo algo inesperado ocurrió.

Con el estruendo de la barrera del sonido al romperse aparecieron en el cielo una docena de lágrimas de fuego que atravesaban la atmósfera a toda velocidad. Los malditos astartes del falso emperador parecían haber seguido su pista  hasta aquí y una vez más pretendían entrometerse en los planes del Señor del Cambio."

Los Guanteletes del Infinito interrumpen el ritual de los seguidores de Tzeentch
Desde hace un tiempo no me llama demasiado jugar a 40K, imbuido como estoy del hype de la Herejía de Horus. Sin embargo jugar contra Búho siempre es un placer, y no está de más echar de vez en cuando una partida de Vórtice de Guerra, un sistema de misiones que me sigue gustando mucho.

Contendientes: Búho vs Will.
Ejércitos: MEC + Demonios vs Guanteletes del Infinito.
Puntos: 1750.
Misión: Botines de guerra.
Despliegue: Amanecer de la guerra.
Listas:

MEC + Demonios

Destacamento de armas combinadas (Marines del Caos)
- 2x Brujo nivel III con marca de Tzentch, disco y aura
- 2x Paladín brujo y 4 marines Mil Hijos
- 2 Arrasadores con marca Tzeentch 
- 2 arrasadores con marca Nurgle

Destacamento aliado (Demonios del Caos)
- Heraldo Tzeentch nivel III con disco
- Heraldo Tzeentch nivel II con disco
- 2x Heraldo Tzeentch nivel II
- 11 Horrores rosas con estandarte
- Aplastador de almas Khorne con bombardeo flema

NOTA: En esta lista faltan 170 puntos de un Dragón del Caos que Búho había incluido en la lista pero se olvidó de desplegar.

Guanteletes del Infinito (Puños Imperiales, Sternhammer Strike Force)

Formación "Battle Demi-Company":
- Capitán (Armadura artesanal, pistola de plasma, puño de combate)
- Escuadra Táctica (9 marines con rifle de plasma y cañón de plasma + sargento veterano con puño de combate ) en Rhino con pala
- Escuadra Táctica (9 marines con rifle de fusión y cañón de fusión + sargento veterano con pistola de plasma) en Rhino con pala
- Escuadra Táctica (4 marines con lanzamisiles + sargento veterano)
- Escuadra de Devastadores con 4 lanzamisiles.
- Land Speeder con lanzamisiles Typhoon.
- Dreadnought (Cañón de fusión) en Cápsula de desembarco.

Tropas auxiliares:
- Vindicator (Escudo de asedio)
- Cañón Tormenta
- Contemptor Dreadnoguht (Cañón de asalto Kheres)
- Centuriones Devastadores (Cañones láser, lanzamisiles y Omniscopio)

Despliegue: Las criaturas de la disformidad y sus aliados astartes se desplegaron en cuanto fueron conscientes de la presencia del enemigo. Una escuadra de Mil Hijos, junto al Aplastador de Almas, uno de los Heraldos y una de las unidades de Arrasadores, se situaron en el flanco izquierdo. El resto de sus fuerzas se dispusieron entre las ruinas del flanco contrario, con los Arrasadores de Nurgle ocupando posiciones elevadas desde las que amenazar al enemigo con sus armas de distancia.

Flanco derecho del Caos
Flanco izquierdo del Caos
Los Guanteletes tomaron posiciones en cuando descendieron de sus lanzaderas y cápsulas de desembarco. El tecnomarine envió a sus servidores a reforzar las ruinas del centro de su zona de despliegue y en ellas se situaron los Centuriones, el Vindicator, el propio tecnomarine con su cañón y un Rhino con una de las escuadras tácticas en su interior. En la flanco izquierdo se dispuso el Contemptor, apoyado por una escuadra de combate en las ruinas cercanas (no salen en la foto porque no me acordé de deplesgarlos hasta el final de mi primer turno). En el flanco contrario hicieron lo propio los Devastadores y el Land Speeder, con el segundo Rhino sirviendo de enlace con el centro de la formación.

Flanco izquierdo marine
Despliegue de los Guanteletes del Infinito
Informe: A pesar de que los marines habían anunciado su llegada con su desembarco, los rituales de los brujos del Caos necesitaban un tiempo precioso para completarse, por lo que los Guanteletes les robaron la iniciativa de la batalla.

Un nuevo estruendo anunció la llegada de la última cápsula, que aterrizó frente al Aplastador. De ella emergió el Hermano Próxeno, que descargó su cañón de fusión contra el ingenio demoníaco, volándolo por los aires. En el centro de las líneas de los Guanteletes el Vindicator y el Rhino de la derecha avanzaron para ocupar objetivos. El fuego de largo alcance de los astartes se centró en las ruinas del flanco derecho enemigo, acabando con un Arrasador y enviando a varios horrores de vuelta a la Disformidad. En su primer turno los Guanteletes consiguieron 2 PV por Primera Sangre y Predominio (2).

El hermano Próxeno acaba con el Aplastador de Almas
Turno 1 Guanteletes del Infinito (3-0)
Los servidores del Caos se movieron escasamente para ocupar el objetivo 4 y buscar líneas de disparo con sus Arrasadores. Los brujos y heraldos comenzaron a realizar sus rituales arcanos para traer más aliados desde la Disformidad, pero las energía parecían estar revueltas, y solamente una escuadra de Desangradores se materializó en el campo de batalla. Los Asrrasadores del flanco izquierdo abrieron fuego contra el Land Speeder, pero la habilidad del piloto le permitió esquivar los rayos carmesí de los cañones láser. El primer turno le otorgó 1 PV al Caos: Asegurar el objetivo 4.

Unos Desangradores son llamados desde el Inmeterium
Turno 1 Caos (3-1)
El centro de la línea marine siguió avanzando tímidamente mientras el hermano Próxeno se dirigía a la escuadra de Mil Hijos que se escondía entre las ruinas cercanas. En el flanco derecho los devastadores y el Land Sepeeder dispararon contra los Arrasadores, pero no lograron atravesar su armadura. En el flanco contrario hubo algo más de suerte y el último Arrasador de Nurgle fue eliminado, así como un par de los autómatas arcanos de los Mil Hijos. Finalmente el cañón Tormenta bombardeó a los Desangradores, pero tuvo poco éxito. En el asalto el hermano Próxeno se arrojó sobre los Mil Hijos, pero solo consiguió acabar con dos de estos, y los supervivientes emplearon sus granadas para destruirlo. Los Guanteletes del infinito se hicieron con 2 PV en su segundo turno: Asegurar el objetivo 1 Asegurar el objetivo 5.  

El hermano Próxeno es destruido
Turno 2 Guanteletes del Infinito (5-1)
Los brujos y heraldos continuaron moviéndose a toda velocidad por el campo de batalla gracias a los discos mágicos sobre los que cabalgaban. En el centro de su zona de despliegue los Desangradores corrieron hacia el objetivo 3, mientras en el flanco izquierdo los Arrasadores se posicionaban para disparar contra la cápsula de desembarco. Una vez más los hechiceros trataron de debilitar el velo que separa la Disformidad del plano de la realidad, y en esta ocasión Nurgle les bendijo con dos nuevas unidades, unos enormes zánganos que aparecieron en el flanco derecho, y unos Portadores de Plaga que lo hicieron en el izquierdo. Como únicos disparos del turno los Arrasadores emplearon sus cañones de fusión contra la cápsula, haciéndola explotar. Gracias al control de los objetivos los Marines del Caos y sus aliados demoníacos consiguieron 2 PV en su segundo turno: Asegurar el objetivo 3 Asegurar el objetivo 6.

Los Arrasadores liberan el objetivo 6 destruyendo la cápsula
Turno 2 Caos (5-3)
El Contemptor emergió de entre las ruinas del flanco izquierdo para asaltar a los zánganos recién convocados. En el centro el Vindicator se posicionó para bombardear a los Portadores, mientras el rhino de la escuadra Acasto avanzaba para descargar la escuadra de combate que llevaba en su interior. El cañón Demolisher del Vindicator consiguió un impacto directo contra los demonios de Nurgle, dejando a sólo dos con vida. Cerca de allí los Desangradores recibían un duro castigo, y también eran reducidos a dos supervivientes. Finalmente en el asalto el Contemptor se las arreglaba para destrozar a los zánganos con su enorme puño de combate, devolviéndolos a la Disformidad. El tercer turno de los Guanteletes les mantuvo en cabeza al logar 2 PV: Asegurar el objetivo 1 Asegurar el objetivo 2.

Turno 3 Guanteletes del Infinito (7-3)
El Vindicator destroza a los Portadores
Los brujos se lanzaron a toda velocidad por el flanco derecho para desatar su poder contra la escuadra de combate que se escondía entre las ruinas. El resto del ejército del Caos siguió controlando los objetivos mientras los heraldos buscaban posiciones adecuadas para tratar de convocar más demonios. El audaz ataque de los brujos resultó inefectivo cuando estos no lograron canalizar las energías del mar de almas, sin embargo los heraldo tenían una cada vez más poderosa conexión con el Señor de la Descomposición y una Gran Inmundicia, acompañada por un séquito de Portadores de Plaga, apareció en su flanco derecho. Finalmente en el centro de su zona de despliegue los Desangradores asaltaron a la escuadra Acasto, pero fueron destruidos. El tercer turno del Caos le proporcionó 1 PV por Hambriento de Gloria

Los brujos no consiguen acabar con la escuadra de combate
Turno 3 Caos (7-4)
Nota: El Aplastador es una Gran Inmundicia
Ante la aparición de los demonios de la entropía el Vindicator se posicionó para bombardear la zona En el flanco izquierdo las escuadras de combate de la escuadra Atreides descendieron del rhino y se dispusieron entre las ruinas para abrir fuego contra los brujos. La acción combinada de los proyectiles explosivos del Vindicator, los Centuriones, los Devastadores, el Land Speeder y el asalto del Contemptor, fue suficiente para terminar con la Gran Inmundicia y los Portadores recién invocados. En el centro de la retaguardia del Caos, la escuadra Acasto se posicionaba para controlar el objetivo 3. En el flanco izquierdo los Guanteletes hicieron honor a su herencia de la VII legión y el fuego cerrado de sus bólteres acabó con los dos brujos. Así los Guanteletes se hicieron con 2 PV en su cuarto turno: Asegurar el objetivo 1 y Matar al Señor de la Guerra.

El disciplinado fuego de bólter acaba con los brujos
Turno 4 Guanteletes del Infinito (9-4)
Las fuerzas del Caos se iban quedando sin efectivos, pero aun mantenían la posición, y si lograban llamar a más refuerzos demoníacos tal vez pudiesen hacerse con la victoria. En su flanco izquierdo los Arrasadores avanzaron hacia la escuadra de combate que controlaba el objetivo 3, y la redujeron a 2 supervivientes gracias al fuego de sus rifles de plasma. En el flanco contrario el heraldo superviviente trajo otra unidad de Portadores de Plaga desde la disformidad. Los servidores de los diosos oscuros consiguieron 2 PV en su cuarto turno: Asegurar el objetivo 4 (x2).

Turno 4 Caos (9-6)
A pesar del duro castigo causado al enemigo este persistía en la lucha, y los Guanteletes querían asegurar la victoria, por lo que se lanzaron a controlar todos los objetivos y así lograr 5 PV (contaban con el objetivo táctico Dominación). Sin embargo para ello necesitaban terminar con los Mil Hijos que seguían con vida en las ruinas del flanco izquierdo del Caos. Para ello tomaron posiciones desde las que poder abrir fuego contra estos mientras el Vindicator seguía destrozando Portadores, dejando la nueva unidad reducida a 4 miembros, y el cañón Tormenta eliminaba a los últimos Horrores Rosas. El fuego de largo alcance de los marines se cebó con los Mil Hijos, y aunque mataron a dos de ellos, el último se negó a morir, agarrado a las ruinas y salvándose gracias a la cobertura que estas le proporcionaban. Finalmente el Contemptor acabó con la otra escuadra de Mil Hijos, lo que daba el control de todos los objetivos menos uno a los Guanteletes.  Tras ver sus planes frustrados los astartes solo pudieron hacerse con 1 PV en su quinto turno: Asegurar el objetivo 3.

Turno 5 Guanteletes del Infinito (10-6)
El último de los Mil Hijos se niega a morir
Tras la pequeña victoria del turno anterior, los Marines del Caos y sus aliados demoníacos se lanzaron a tratar de acortar distancias. En su flanco derecho el último heraldo superviviente se posicionó en la retaguardia del Contemptor, y haciendo uso de sus artes mágicas, desató contra él una tormenta de energía que acabó por destruir el dreadnought. Por su parte los Arrasadores asaltaron a los últimos restos de la escuadra de combate que ocupaba el objetivo 3, y los destrozaron con sus puños de combate. Con solo 8 efectivos supervivientes las fuerzas del Caos se las arreglaron para recortar distancias en su turno 5 al lograr 3 PV: Asesinar  y Predominio (2).

El Contemptor es destruido por la energía del Caos
Turno 5 Caos (10-9)
Los Guanteletes no estaban dispuestos a que el enemigo siguiese profanando aquel planeta con su impía presencia, de modo que se lanzaron a eliminar su última resistencia. En el flanco izquierdo las escuadra de combate de la escuadra Atreides se encargaban de los Portadores supervivientes y del heraldo, mientras en el flanco opuesto el último de los Mil Hijos sucumbía finalmente al fuego del Land Speeder. Para terminar, un último cañonazo del Vindicator destrozaba a los Arrasadores, borrando la presencia del Caos de la faz del planeta

Turno 6 Guanteletes del Infinito
El último de los Mil Hijos cae finalmente
Resultado: Victoria de los Guanteletes del Infinito.

En las partidas contra Búho comienza a ser costumbre que le robe la iniciativa y esta no faltó a la tradición, lo cual me dio la ventaja de poder presionarle antes de que convocase más demonios, y de paso me permitió hacerme con la Primera Sangre. Por supuesto es difícil sacar conclusiones ya que él  jugó con 170 puntos menos debido al olvido del dragón, pero aun así fue una partida muy divertida, que si hubiese terminado en el turno 5 y él hubiese tenido algo más de suerte, se podía haber hecho con la victoria.

0 comentarios:

Publicar un comentario