Google+

26 ago. 2016

Spartan Assault Tank | Manos de Hierro

"Las luces de aviso iluminaban el estrecho interior del blindado tiñendo la escena de color rojo. Las inmensas moles de los legionarios equipados con las armaduras tácticas dreadnoguht prácticamente llenaban el compartimento. Los veteranos de la X legión permanecían anclados a las paredes mediante sujeciones magnéticas, con sus enormes espaldas fijadas al mamparo metálico formando dos hileras enfrentadas, lo que hacía que sus placas de blindaje torácico estuviesen a  punto de rozarse.



El sargento Ninmah, situado en la zona más anterior del compartimento, era el único astartes que se movía libremente, ocupado en realizar las últimas comprobaciones antes le despliegue. Se acercó a la rampa de desembarco, todavía cerrada, y puso su mano metálica sobre el Mechanicus Protectiva, el sagrado símbolo con el que la orden de Marte certificaba la construcción del transporte. Mentalmente elevó una plegaria al espíritu máquina que el Frater Géshtur le había enseñado tiempo atrás. 

El belicoso espíritu de su tanque era para él un camarada más, uno de los más preciados. Juntos habían acudido a la batalla en innumerables ocasiones, y se habían salvado la vida más veces de las que incluso un legionario podría recordar. Ninmah sabía que en aquel preciso instante el Spartan sufría un duro castigo por el armamento enemigo, podía oír el estruendo de las explosiones y y el característico silbido del blindaje de ceramita al sobrecalentarse. El sargento le estaba inmensamente agradecido. Pero ahora les tocaba a ellos hacer su trabajo. 

Desvió su mirada hacia una runa que aparecía en el borde de su visor, con lo que esta cambió del negro al rojo y comenzó a parpadear. Alertados por el aviso de despliegue que apareció simultáneamente en sus visores, los miembros de la escuadra desactivaron sus ataduras magnéticas y comenzaron a recoger y comprobar su armamento. Era el momento para liberar su mente de las preocupaciones y nimiedades del servicio ordinario, concentrarse en la pureza del combate y convertir su cerebro en una máquina de lógica bélica, alejada de las debilidades emocionales de la carne. 

- Hermanos - comenzó a decir el sargento sin liturgia alguna - Una vez más nos disponemos a arrojarnos al centro de la tormenta, allí donde está nuestro lugar. Aplastar y destruir al enemigo, sin deteneros, sin miramientos. Actuad como sagradas máquinas de destrucción y olvidad la debilidad de vuestra carne, pues por la confianza del Primarca somos purgados de ella y renacemos al poder del hierro. ¡Sobre el yunque!.

- ¡Y por el hierro! - respondieron al unísono los exterminadores."


Tras haber completado la escuadra de exterminadores, y tener terminado a Ferrus Manus necesitaba un transporte digno de ellos, lo cual significa un Spartan (ya que además es el único vehículo terresetre que puede transportar más de 10 miniaturas, a parte delos superpesados, claro está).


Por supuesto esto no era nada que me supusiera un problema ya que esta bestia acorazada casa muy bien con mi ejército y además son muchas las ilustraciones Spartan de los Manos de Hierro que se pueden encontrar en los libros de FW. Lo cierto es que casi cualquier ejército legionario de la herejía, en cuanto alcanza un determinado tamaño, prácticamente necesita de este tanque´sobretodo si uno quiere jugar exterminadores en unidades grandes, algo que buscan casi todos los jugadores que se acercan al 30K.


En cuanto al pintado tengo poco que decir. Está hecho igual que el resto de  tanques del ejército. La única diferencia es que en este caso, al contrario que con los Land Raiders, decidí no cubrirlo de pigmento, si no conservar el contraste entre las zonas próximas a las orugas y el resto. Seguramente es menos realista de este modo, pero es que me gusta más como queda.


Algo que me supuso una sorpresa, ya que no me había preocupado de comprobarlo, fue el hecho de que las puertas para Land Raider de FW encajasen en el Spartan, cuando no lo habían hecho con los LR Proteus. Esto me dio la oportunidad de decorarlo algo más con motivos de mi legión.

2 comentarios:

Dani Yimbo dijo...

Alucinante pintado, mini y trasfondo.

Will dijo...

Muchas gracias Dani!!

Publicar un comentario