Google+

30 may. 2016

Doz orkoz entran, uno zale | Gorkamorka


"El Zokavón se encontraba lleno de pequeñas gargantas, depresiones, valles y recovecos en los que la chatarra se acumulaba a la espera de los intrépidos y afortunados orkos que dieran con estos escondrijos. Una banda que se pudiese hacer con uno de ellos tendría a su disposición una fuente casi inagotable de piñoz, algo que por otro lado no tardaría en llamar la atención de sus competidores. La vida de un orko no está hecha para ser tranquila.

Así sucedió que uno de estos rincones de riquezas si igual fue encontrado por dos bandas rivales. Tanto los Chakalez Zangrientoz como los Maztikafetoz aseguraban haber llegado primero al lugar, lo que según la legislación de Gorkamorka, de transmisión oral por supuesto, implicaba la necesidad de discernir la legitimidad de sus pretensiones mediante un proceso judicial. Es decir, dándose mamporros.

Con tal motivo ambas bandas se reunieron en la estrecha garganta cargada de chatarra, dispuestas a dirimir sus diferencias. Entonces una voz gutural resonó entre las paredes de roca y arena:

- ¡¡Eh tú, Mabuze!! ¿Te  haz kreido que erez lo baztante duro para enferntarte a miz Chakalez? ¡Puez que zepaz que no me hacen falta, yo zolito te voy a arreglar eza cara tan fea que tienez y a mandaroz de vuelta a Mekaburgo de una patada en vuextroz verdez culoz!

- ¡¿Ah zí?!

- ¡Puez zí!

- ¡¿Zí?!

- ¡Que ya te he dicho que zí!

- ¡Waaaagh!

Y con semejante muestra de elocuencia dio comienzo la batalla."

La zona en dizputa
Vamos allá con nuestra segunda partida de Gorkamorka. En esta ocasión jugaríamos el escenario "Nozotros llegamos primero" en el que básicamente las dos bandas se enfrentan en un terreno lleno de chatarra para dirimir quién se la queda, pero con la salvedad de que los nobles de la banda deben enfrentarse en duelo o ser considerados unos cobardicas por el resto de sus días. Por supuesto para el título de la entrada hemos tirado de la mítica frase que coreaba el público en la Cúpula del Trueno de la tercera entrega de Mad Max, aunque la idea nos la dio nuestro compañero de El Peón y El Rey en su comentario en la anterior entrada de Gorkamorka.

Antes de meternos en el lío comentar que si alguien está interesado en conseguir los pdf de los manuales que incluía el juego, los puede encontrar en esta entrada del blog En Tierra de Nadie.

Los Chakalez Zangrientoz dispuestos para la refriega
EL Komedunaz de los Maztikafetoz
La Burrumburra colocada en el flanco de forma "zibilina"
"Con sus poderosos gruñidos rivalizando con el estruendo de los motores, los Chakalez se lanzaron hacia el centro de la garganta mientras incitaban a los Maztikafetoz a venir a por ellos. Sin embargo, como buenos Morkistas, aztutoz aunque brutales, estos dirigieron su buggy hacia el trozo de chatarra más cercano, poniendo una enorme roca entre ellos y los Chakalez. Aunque no sin que antes Mabuse bajase de un salto del Komedunaz para responder al desafío del Mero Mero.


Loz Chakalez se adelantan a toda velocidad...
...pero los Maztikafetoz los evitan, dejado atrás a Mabuse
El líder de los Chakalez se bajó de la Kazkabelera con una sonrisa brutal mientras corría hacia Mabuse, enviando a la moto a interceptar al Buggy de los Maztikafetoz mientras su kamión lo seguía de cerca. Los dos noble chocaron entre bramidos de amenaza. El combate fue corto y brutal. La inercia de la carga del Mero Mero le valió para derribar de un solo golpe a Mabuse, que quedó tendido a sus pies, casi inconsciente.

El Mero Mero carga contra Mabuse...
...y lo derriba de un solo golpe
Viendo a su noble hacer el ridículo los Maztikafetoz aceleraron a tope el Komedunaz para alejarse del kamión enemigo y tratar de dar caza a la moto que se estaba encargando de birlarles la chatarra delante de sus narices.

Los Maztikafetoz aceleran al grito de "¡Eza chatarra ez nueztra!"
Los kohetez del Ezkupepiñoz parecían funcionar mejor y este no tardó en dar caza al buggy, embistiéndole por detrás. El brutal choque tuvo el inesperado efecto de activar a máxima potencia los kohetez del Komedunaz que se vio lanzado hacia delante a toda velocidad hasta colisionar con la Kazkabelera, en una reacción en cadena muy del gusto de los orkos. Sin embargo la moto fue apartada de su camino por el Buggy sin causarle más daño, algo que no gustó nada a los orkos.

EL Ezkupepiños embiste al buggy y lo lanza contra la Kazkabelera...
...aunque esta sale bien parada del encontronazo
Volviendo a tomar el control del buggy los Maztikafetoz aceleraron para alejarse del kamión enemigo mientras Grozjny aceleraba su moto hacia Mabuse para tratar de salvar a su noble. Sin embargo lo único que consiguió fue estar lo bastante cerca como para ver como el Mero Mero descargaba su enorme hacha sobre el cuello del noble de los Maztikafetoz, haciendo rodar su cabeza por el suelo polvoriento.

El Komedunaz trata de escapar mientras Grozjny contempla como decapitan a Mabuse
Envalentonados al ver morir al noble de sus contrincantes, los Chakalez se lanzaron en persecución del Komedunaz. La Kazkabelera alcanzó al buggy, pero el Ezkupepiñoz se descontroló y realizó un trompo al chocar contra la chatarra, circunsatancia que no amedrentó a sus chicoz, que saltaron del kamión para tratar de abordar el Komedunaz, auqnue este iba demasiado rápido y salieron rebotados.


El Ezkupepiños hace un trompo...
...y los Chakalez tratan de abordar el buggy sin éxito
Viendo a su noble vencido y con el aliento de sus perseguidores en la nuca, Orkipaldi pisó a fondo el acelerador del Komedunaz, dispuesto a hacerse con toda la chatarra posible antes de escapar de allí. Sin embargo la tensión de la persecución y la caída de Mabuse fueron demasiado para konductor, que perdió el control del buggy haciendo que diese vueltas de campana y mandando a los Maztikafetoz por los aires hasta estrellarse en la arena. Lo chakalez eran los dueños de la garganta."

El Komedunaz se estrella al tratar de poner tierra de por medio
Como se puede deducir de la narración tras esta batalla resultó que Mabuse había muerto, lo que dejaba a los Maztikafetoz sin líder y sin piñoz para rehacerse de la derrota, de modo que no quedó más remedio de deshacer la banda y que sus chicoz se buscasen los piñoz en otra parte.

Por su parte los Chakalez se hicieron con un montón de chatarra que vendieron a un buen precio, lo que les permitió comprarse un achicharrador para su kamión. También trataron de curar la herida en la cabeza de su manitaz pero el matazanoz no estaba inspirado ese día y no consiguió arreglar el desaguisado.

2 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Gracias por la mención!!
la cúpula del trueno ha sido brutalérrima!!! y el pobre Mabuses lo ha pagado caro.
Deshacer la banda es muy duro, pero quedan muchos broncas en mekaburgo!
un saludo y ánimo con gorkamorka que me está encantando

Will dijo...

Jeje, gracias a ti por la idea!!

Lo de deshacer la banda es una oportunidad para hacer otra, y los Rock'a'Boyz ya han recibido su bautismo de fuego. ¡Próximamente en sus pantallas!
XD

Publicar un comentario