Google+

26 abr. 2016

Fotoinforme WH40K | Mil Hijos vs Guanteletes del Infinito



"La colonia imperial había quedado en silencio. Ninguno de los intentos por restablecer la comunicación había tenido éxito, y no se detectaban balizas que enviasen mensajes de alarma ni peticiones de ayuda. Esto había puesto en marcha a la maquinaria del imperio, lenta pero implacable, por lo que cuando la fragata de los Guanteletes del Infinito llegó a la órbita habían pasado meses desde el corte de comunicaciones.

Lo que encontraron al llegar fueron las instalaciones de una joven pero prometedora colonia destruidas. Sin ningún rastro de los colonos que allí vivían excepto por un puñado de cadáveres cubiertos por extrañas quemaduras. La población de aquel planeta se acercaba al millón de habitantes, y el destino de la inmensa mayoría de ellos era un misterio.

Sin embargo este no tardaría en resolver, pues mientras las Astartes inspeccionaban las ruinas en busca de nueva información, un destello multicolor comenzó a formarse en medio del aire. Este fenómeno comenzó a crecer, emitiendo zarcillos de energía de colores imposibles que parecieron aferrarse a la realidad y rasgarla con un fuerte tirón.

Un imposible pozo de irrealidad apareció en la rotura causada por los zarcillos, y de él empezaron a surgir las inconfundibles siluetas de lo que en otro tiempo habían sido astartes. Seres revestidos de servoarmaduras azules y doradas invadieron en silencio la realidad mientras energías incomprensibles brillaban a través de sus ojos y las junturas de sus armaduras.

Los Hijos del Cambio habían regresado para terminar su trabajo, pero en esta ocasión los Guanteletes del Infinito les estaban esperando."



Aun no había jugado nunca contra los ejércitos del Caos de Búho así que esta ocasión quedamos para enfrentar a mis Guanteletes con sus Mil Hijos:

Contendientes: Búho vs Will.
Ejércitos: Mil Hijos + Demonios del Caos vs Marines Espaciales.
Puntos: 1650.
Misión: Punto muerto.
Despliegue: Yunque y martillo.
Listas:

Mil Hijos:

Destacamento principal (Marines del Caos)
- 2x Hechicero nivel III con marca tzeentch, disco, veterano y aura
- 2x Paladin hechicero y 6 mil hijos
- Helldrake
- Profanador
- 2 Arrasadores veteranos guerra eterna

Destacamento aliado (Demonios del Caos)
- Heraldo tzeentch nivel III en disco
- 12 Horrores rosa
- Aplastador almas khorne con bombardeo flema

Guanteletes del Infinito (Puños Imperiales, Gladius Strike Force)

Formación "Battle Demi-Company":
- Capitán (Armadura artesanal, pistola de plasma, bombas de fusión)
- Escuadra Táctica (9 marines con rifle de plasma y cañón de plasma + sargento veterano con puño de combate y baliza) en Rhino
- Escuadra Táctica (9 marines con rifle de fusión y cañón de fusión + sargento veterano con espada de energía y baliza) en Rhino
- Escuadra Táctica (4 marines con lanzamisiles + sargento veterano con baliza)
- Escuadra de Devastadores con 4 lanzamisiles.
- Land Speeder con lanzamisiles Typhoon

Formación "1st Company Task Force":
- Escuadra de Veteranos de la Guardia (7 veteranos con combi-fusión y sargento con puño de combate y combi-fusión) en cápsula con baliza
- Escuadra de Exterminadores de Asalto (todos con martillo y escudo)
- Escuadra de Exterminadores (lanzallamas pesado)


Despliegue: Nada más salir del portal que les había devuelto a la realidad los servidores del Caos tomaron posiciones. Las escuadras de Mil Hijos se situaron en el flanco derecho junto al Aplastador de Almas. En flanco opuesto se situaron los Horrores junto al Profanador y los Arrasadores. Los hechiceros y el Heraldo se distribuyeron entre los dos flancos y el centro, uno en cada posición, quedando el Señor de la Guerra en el medio de la formación, en campo abierto.

Despliegue Caos
Una vez recuperados de la sorpresa inicial los Guanteletes se comportaron como auténticos descendientes de de Dorn y tomaron posiciones defensivas. En su flanco derecho los devastadores tomaron posiciones de disparo mientras el rhino con la escuadra Atreides  en su interior se protegía con las ruinas y el Land Speeder se mantenía oculto de la vista del enemigo. En el flanco contrario la escuadra Éumenes y media escuadra Acasto hicieron lo propio, quedando la segunda mitad de la escuadra en el otro rhino acompañando a su capitán.

Una vez estuvieron posicionados, los Marines Espaciales se lanzaron al asalto, robando la iniciativa a sus enemigos.

Despliegue Guanteletes
Informe: Con un poderoso estruendo la cápsula de desembarco de los veteranos cayó en la retaguardia enemiga, cerca del Profanador que protegía las ruinas de su flanco izquierdo. Los Guanteletes de la primera compañía descargaron sus combi-fusiones sobre el engendro mecánico, pero los poderes ruinosos parecieron protegerle y solo sufrió un HP. Por su parte el resto del ejército realizaba pocos movimientos, con el rhino de la escuadra Atreides inmovilizándose al tratar de alcanzar el cercano objetivo 2, que debió ser controlado por el Land Speeder. El momento cumbre del turno los proporcionarían los Devastadores que abriendo fuego con sus lanzamisiles sobre el Señor de la Guerra,  lo aniquilaron . Así en su primer turno los Guanteletes se las arreglaron para hacerse con 5 Puntos de Victoria: Asegurar el objetivo 2 (x2), Asegurar el objetivo 6, Primera Sangre y Matar al Señor de la Guerra.

El Profanador se niega a ser destruido
Turno 1 Guanteletes (5-0)
Los Mil Hijos comenzaron a avanzar por su flanco derecho, siguiendo de cerca al Aplastador de Almas. En el flanco opuesto los Arrasadores destruían la cápsula mientras el Profanador se volvía hacia los veteranos para tratar de cobrarse venganza, y el heraldo más cercano invocaba una unidad de Desangradores para que apoyasen en la defensa de su base. El Profanador destrozó a 3 de los veteranos con sus garras y además su metal viviente le hizo recuperar un HP, sin que los marines consiguiesen causarle ningún daño. Los servidores de los dioses oscuros recortaron distancias al conseguir  4 PV en su primer turno: Asegurar el objetivo 3, Asegurar el objetivo 4, Potencia de fuego aplastante, y Caza mayor.

El caos defiende sus posiciones
Turno 1 Mil Hijos (5-4)
Unos destellos actínicos precedieron a la aparición en el campo de batalla de ambas unidades de Exterminadores. Los de asalto aparecieron en la retaguardia enemiga, dispuestos a salvar a los veteranos de la escuadra Orestes en su lucha con el Profanador. La segunda escuadra apareció en la esquina opuesta del campo de batalla, junto a las posiciones de los Guanteletes, aumentando así la defensa frente al avance enemigo. Por delante de la posición de los exterminadores se situó el rhino de la escuadra Acasto, para así controlar el objetivo 1. Los disparos de los Guanteletes se centraron en los Horrores Rosa, y aunque eliminaron a varios de ellos no fueron suficiente para que dejasen de controlar el objetivo 3. Finalmente el combate entre los veteranos y el profanador continuó sin resolverse, aunque otro astartes perdió la vida a manos del engendro mecánico. El segundo turno de los Guanteletes les permitió ampliar su ventaja al lograr 3 PV: Asegurar el objetivo 1 (x2) y  Asegurar el objetivo 2.

La lucha por el objetivo 3 se recrudece
Turno 2 Guanteletes (8-4)
Las reservas de los Mil Hijos también llegaron en su segundo turno, y el Helldrake cruzó los cielos hasta rociar con su aliento al Land Speeder que controlaba el objetivo 2, destruyéndolo, para que a continuación el hechicero superviviente acelerase hasta el objetivo, haciéndose con él. En su flanco derecho los seguidores del Caos siguieron avanzando, y en la retaguardia el Profanador acabó con los veteranos gracias a la ayuda de los Desangradores, que se habían unido al combate. Los Mil Hijos no se dieron por vencidos y mantuvieron la distancia en el turno 2 al obtener 3 PV:  Asegurar el objetivo 2 (x2) y  Asegurar el objetivo 3.

Turno 2 Mil Hijos (8-7)
Tras haber aparecido en el campo de batalla en el turno anterior, los Exterminadores se lanzaron al ataque en el turno 3. En el flanco izquierdo asaltaron a una de las escuadras de Mil Hijos, aniquilándola, mientras que en al retaguardia enemiga los de asalto realizaban un asalto múltiple a los Arrasadores y el Profanador. Los Exterminadores debían arder en ansias de venganza por la muerte de los veteranos, porque destruyeron el Profanador con sus martillos, pero no consiguieron herir a los Arrasadores, perdiendo a 3 de sus miembros en el proceso. En la fase de disparo, todo marine con un arma pesada abrió fuego contra el Heeldrake, pero este esquivó y se libró de cualquier daño. En su tercer turno los Guanteletes siguieron presionando al enemigo al hacerse con 4 PV:  Asegurar el objetivo 5, Ascendencia (2),y Sangre y agallas. 

El Profanador es destruido a un alto precio
Turno 3 Guanteletes (12-7)
Los servidores del Caos debían puntuar en su tercer turno si querían seguir manteniendo opciones de victoria. El Helldrake continuó volando e impactó en el rhino cercano, destruyendo su bólter de asalto. En el flanco derecho los Mil Hijos supervivientes y el Aplastador de Almas se acercaron al rhino para destruirlo, pero el asalto del demonio mecánico falló y los Marines del Caos solo consiguieron causarle dos impactos superficiales. En la retaguardia los Desangradores se unieron al combate entre los Exterminadores y los Arrasadores, acabando con la vida de los dos Guanteletes supervivientes. En su tercer turno los Mil Hijos no pudieron recortar distancias, al no lograr ningún PV.

Los Exterminadores de Asalto son aniquilados
Turno 3 Mil Hijos (12-7)
Los Guanteletes debían concentrarse en administrar su ventaja y mantener su zona de control protegida. En el flanco derecho todas las armas volvieron a centrarse en el Helldrake, pero este salió indemne una vez más, y sin haber usado su habilidad de esquiva. En el flanco contrario el rhino de la escuadra Acasto se movió para escapar del Aplastador mientras seguía controlando el objetivo 1. Por su parte los Exterminadores asaltaban a los Mil Hijos, dejando únicamente al brujo con vida. Los Guanteletes siguieron sumando y ampliando su ventaja gracias a los 3 PV conseguidos en su cuarto turno: Asegurar el objetivo 5 y Matarreyes (2)

El Helldrake sale indemne de dos rondas de disparo contra él
Turno 4 Guanteletes (15/7)
Las posibilidades de los Marines del Caos pasaban por hacer mucho daño con el aliento del Helldrake, de modo que este se desplazó al flanco derecho para apoyar el ataque del Aplastador. En primer lugar el rhino de la escuadra Acasto fue destruido por los Arrasadores, para que a continuación el Helldrake tratase de destruir a los marines de su interior. Sin embargo el capitán Seleuco se puso en cabeza y protegió a sus soldados con su armadura artesanal. En la fase de asalto el Aplastador trató de ayudar al brujo superviviente del turno anterior, pero ambos fueron eliminados por los puños de combate de los Exterminadores, que consolidaron hacia la retaguardia enemiga. En su cuarto turno los Mil Hijos tampoco consiguieron anotarse ningún PV.

Turno 4 Mil Hijos (15-7)
La victoria estaba en manos de los Guanteletes, de modo que se lanzaron a consolidarla definitivamente. Los Exterminadores se desplazaron hasta el objetivo 4 para controlarlo, mientras el rhino que se había inmovilizado en el primer turno, y reparado en el turno anterior, hacía lo propio con el objetivo 2. Los disparos de los Guanteletes se centraron una vez más en el Helldrake, pero no consiguieron hacerle ningún daño una vez más. El rápido turno 5 de los Guanteletes se saldó con la obtención de otros 3 PV: Asegurar el objetivo 5 y Supremacía (2).

Los Marines Espaciales tratan de controlar todo el campo de batalla
Turno 5 Guanteletes (18-7)
Para finalizar la batalla los seguidores del Caos querían cobrarse venganza eliminando al general enemigo, por lo que el Helldrake se puso a planear y roció a los restos de la escuadra Acasto, dejando solo con vida a un capitán Seleuco herido, que decidió huir ante la horrible muerte de sus hermanos. En su retaguardia los Horrores Rosa invocaban una nueva unidad de Desangradores, para así consolidar un poco más su posición y conseguir 1 PV por Mantener la línea.

Turno 5 Mil Hijos (18-8)
La batalla finaliza con Seleuco huyendo cobardemente
Resultado: Victoria de los Guanteletes del Infinito.

Comentario: Creo sinceramente que esta es la misión de vórtice más descompensada, o al menos la que mayores desequilibrios puede dar. Las dos veces que la he jugado con Búho, he ganado por una importante diferencia que además se fraguó en los primeros turnos sin que después él pudiese hacer gran cosa. Esto se debe a que si en esta misión te benefician los objetivos, como me ocurrió a mi en ambas ocasiones, logras una renta tan brutal que es casi imposible salvarla.

Aun así fue una partida muy divertida como siempre que juego con Búho, y estoy seguro que si sigue rodando este ejército le acabará dando grandes alegrías.

1 comentarios:

Raul Prieto dijo...

necesito mas heraldos...... y la venganza será mia

Publicar un comentario