Google+

2 mar. 2016

Primus Mediace | Manos de Hierro

Kurac Istó, Primus Mediacae de la Compañía Sîrmida
"Sus instalaciones en el Furia de Medusa compartían las mismas características de austeridad y funcionalidad que se suelen encontrar en los navíos de los Manos de Hierro, pero al contrario de lo que ocurría con el resto de cubiertas, cuyo aspecto crudo recordaba más a a un Manufactorum que a un espacio habitable, aquí las paredes estaban cubiertas de superficies antisépticas pintadas de un blanco nuclear, que unido a la potente iluminación, producía un brillo cegador.

El cierre electromagnético emitió un chasquido cuando el implante biónico se asentó en el anillo injertado en la muñeca del paciente. Esta era sin duda la intervención que había realizado en más ocasiones, y todas y cada una de las veces la había considerado un inmenso honor.

Como Primus Medicae de la compañía era su cometido el realizar la exéresis de la mano izquierda de todos aquellos que finalmente eran ascendidos a las finas de los iniciados, sustituyéndola por un implante biónico. 

Siempre había trabajado estrechamente con los tecno-marines de la Legión, pues juntos compartían la responsabilidad de guiar a sus hermanos en su camino de rechazo de la debilidad de su carne. De hecho Kurac siempre había considerado que u trabajo no era tan distinto. Él era el encarado de mantener una de las mayores obras de ingeniería de la historia de la humanidad, el ejemplo máximo de la genialidad del Emperador, los astartes."


Una de las cosas que más llaman la atención de los jugadores de 40K al ver la lista de marines de la Gran Cruzada es el hecho de poder incluir Apothecarios en grupos de de 1-3 que a continuación son distribuidos entre determinadas unidades. Además, una de las opciones para los Cónsules es la de Primus Medicae, básicamente un jefe de Apothecarios que te permite tener un personaje independiente que puede ir dando No hay dolor a las unidades a las que se una.

Para mi ejército de Manos de Hierro en principio solo he pensado pintar a uno de ellos, que usaré como Apothecario o Primus Medicae según las necesidades de la lista.


La miniatura va equipada con una armadura MK.II, así que pega mucho con el resto de mi ejército (todos llevan MK.II o MK.III), pero no tenía claro como pintarla ya que en preHerejía no hay un código de colores tan claro como habría después de la redacción del Codex Astartes. Está claro que los Apothecarios llevan distintivos en blanco como muestra de su cargo, pero en esta época hay una variación de diseños mucho mayor y no necesariamente llevan una servoarmadura completamente blanca. Finalmente me decidí por pintar algunas partes en blanco conservando el esquema habitual en el resto de la miniatura y, aunque aun estoy muy lejos de saber como pintar el blanco, he quedado bastante satisfecho.


Para terminar he aprovechado que me ponía a hacer fotos para hacer una instantánea de mis Cónsules, todos ellos ya con peana de 32 mm. La verdad es que pintar personajes es muy divertido y es una fantástica manera de salirse del tedio que puede suponer pintar mucha infantería o vehículos grandes.

Cónsules de la Compañía Sîrmida

0 comentarios:

Publicar un comentario