Google+

19 feb. 2016

Rura Penthe | Star Trek Attack Wing

"Cuando se iniciaban las negociaciones de paz entre la Federación y el Imperio Klingon, un inesperado ataque, al parecer perpetrado a traición por el Enterprise, ha terminado con la vida Canciller Gorkon. Como consecuencia el capitán James T. Kirk y el Dr McCoy, acusados del crímen, han sido condenados a cadena perpetua en el mundo prisión de Rura Penthe.

A pesar de todas la evidencias contra ellos sus compañeros de la tripulación del Enterprise no se han dado por vencidos, y mientras tratan desesperadamente de resolver el misterio tras el ataque a la nave del canciller, dos naves de la Federación se dirigen al Rura Penthe para tratar de rescatar a los convictos. Sin embargo las patrullas de naves de guerra de Klingon están esperándoles, y mientras la Kronos Uno les sale al encuentro, otra misteriosa presencia se esconde entre las sombras..."


El campo de batalla sobre Rura Penthe
Hace ya unos años nos hicimos con este fantástico juego que implementa las mecánicas del X-Wing en el mundo de Star Trek, adaptándolo a la importante diferencia que supone manejar un caza frente a una nave estelar. La verdad es que no he probado su versión del universo de Star Wars, pero el Star Trek Attack Wing se muestra como un juego depurado con unas mecánicas sencillas pero con mucha profundidad y una cantidad de variables tácticas increíble. Desde el principio me ha gustado mucho.

Hace poco tuve la suerte de adquirir una colección de naves a buen precio y eso ha aumentado tremendamente las posibilidades de juego de las que disponemos. Sobretodo porque a unos trekkies como nosotros nos resulta irresistible poder dirigir la Reliant con Khan a los mandos, un Ave de Presa Klingon o la Enterprise NX-01 con el pionero Jonathan Archer. Por si esto fuera poco cada nave incluye una misión temática que suelen tener relación con alguna de las películas o capítulos de las series, con lo que disponemos de multitud de misiones que harán cada partida diferente. En esta ocasión, para estrenar los fotoinformes del juego en el blog, hemos elegido la fuga de Kirk y McCoy de Rura Penthe, originalmente aparecida en la sexta entrega de las películas de la tripulación original Aquel país desconocido.


Flotas: Por el bando de la Federación jugaría Fada, que para la ocasión eligió dos naves más que míticas: El Excelsior al mando del capitán Styles con Uhura en el puesto de comunicaciones, y la Reliant capitaneada por Sulu que contaría con la ayuda de Chekov y el señor Spock.

Fuerzas de la Federación
Por mi parte dirigiría a lo Klingon, contando con unas naves de no menos renombre que las federativas: El Kronos Uno y el Ave de Presa personal del capitán Chang que como en la película contaría con un novedoso sistema de ataque que le permitiría abrir fuego sin tener que desconectar su sistema de ocultación.

Fuerzas Klingon
Informe: En cuanto las naves de la Federación, tras invadir el espacio del Imperio Klingon, llegaron las proximidades de Rura Penthe, sus sensores captaron la presencia de una nave enemiga acercándose en vector de intercepción, se trataba de la Kronos Uno, que había salido a su encuentro.

La Kronos Uno trata de interceptar a los intrusos
Decidio a rescatar cuanto antes al capitán Kirk el Excelsior se dirigió a toda máquina hacia el mundo prisión mientras la Reliant se escoraba para enfrentarse al Kronos. Sulu ordenó esperar a abrir fuego hasta que el enemigo iniciase las hostilidades, pero cual fue su sorpresa cuando Azetbur, hija del difunto canciller, abrió comunicaciones para pedir explicaciones por la intrusión de las naves de la Federación. El capitán trató de inventar una excusa que diese tiempo a sus compañeros del Excelsior, pero pronto comprendió que era a su nave a la que estaban entreteniendo.

El Ave de Presa de Chang se había posicionado para atacar al Excelsior, y gracias a su sistema de ocultación mejorado el fuego de sus bláster pareció surgir de la nada. Sin embargo el capitán Style había esperado una jugada similar, pues las investigaciones del señor Spock habían advertido a la Federación de la posible presencia de una nave Klingon con esta nueva tecnología. El capitán ordenó maniobras defensivas y su nave salió indemne mientras trataba de responder al fuego a ciegas, sin éxito.

El Ave de Presa ataca sin revelar su posición, pero no tiene éxito
Style tenía clara su misión y el Excelsior continuó hacia Rura Penthe, situándose en órbita estándar sobre el planeta. Kirk y McCoy parecían haber podido escapar del escudo que impedía su teletransporte, por lo que el Excelsior bajó sus escudos y los transportó a bordo. Esa era la oportunidad que Chang estaba esperando.

EL Excelsior rescata a Kirk y McCoy
Con su presa indefensa con los escudos bajados, el Ave de Presa fijó el objetivo y abrió fuego con sus torpedos de fotones. El impacto directo no fue suficiente para destruir la nave de la Federación, pero abrió una brecha en el casco que comenzó a expulsar todo el oxígeno al frío del espacio. Los sistemas automáticos estaban dañados y solo era posible aislar manualmente la cubierta donde se había producido la brecha. Por suerte en toda nave de la Federación siempre abundan los Camisas Rojas dispuestos a morir por la causa, y uno de ellos salvó al Excelsior cuando se sacrificó cerrando las exclusas que aislaban  el problema.

El sacrificio de un Camisa roja salva al Excelsior
Mientras esto sucedía la Reliant vivía su particular duelo con el Kronos Uno. Tras romper las comunicaciones la nave Klingon trató de desaparecer haciendo uso de su sistema de ocultación, sin embargo la mente del señor Spock fue más rápida y antes de que pudiese escabullirse la localizó  y abrió fuego contra ella con dramáticas consecuencias. El casco de la nave Klingon quedó maltrecho, pero el daño no se quedó en eso, ya que se produjo una brecha en su motor de curvatura que amenazaba con destruirla en cualquier momento.

Spock daña de gravedad al Kronos Uno
Kirk y McCoy se encontraban recuerándose del frío en la cubierta médica del Excelsior, pero aun debían abandonar el sector. El capitán Style, consciente de la presencia del enemigo aunque no pudiese verlo, ordenó una audaz maniobra de retroceso que le sirvió de finta ante el Ave de Presa. Chang, enfurecido y gritando a sus tripulantes, exigía que preparasen los torpedos cuanto antes pero todavía no estaban operativos y no pudo seguir castigando a la nave de la Federación.

El Excelsior se zafa del Ave de Presa

Las comunicaciones entre el puente de mando de Chang y el Kronos Uno eran frenéticas. Las naves Klingon debían converger para cerrar el paso al Excelsior, por lo que comenzaron a maniobrar para tratar de poner a la nave de la federación en sus visores de disparo. Desesperado, el capitán Chang realizó una nueva descarga de torpedos contra el Excelsior, pero sólo consiguió dañar levemente sus escudos. El Kronos Uno se dirigía en esos momentos hacia allí, pero la Reliant se encontraba en su cola, dispuesta a no darle tregua.

Los Klingon maniobran para tratar de dar caza al Excelsior
Exprimiendo sus reservas de energía el Excelsior sobrevoló Rura Penthe para enfilar su ruta de escape mientras el Ave de Presa seguía tratando de tomar un vector de intercepción. En ese momento, no lejos de su posición, aparecía el Kronos Uno, cuyo capitán, consciente de lo desesperado de su situación, anulaba la ocultación para volver a subir los escudos. Sin embargo este momento era el que la Reliant estaba esperando, de modo que no dudó en abrir fuego en cuanto la nave enemiga apareció en sus visores, sobrecargando sus escudos y haciéndola explotar en mil pedazos al fracturar definitivamente su núcleo de curvatura.

La Reliant destruye el Kronos Uno...
...mientras el Ave de Presa y el Excelsior siguen con su danza mortal
En inferioridad numérica, y con el Excelsior preparando sus motores para pasar a velocidad de curvatura Chang no se rindió. Dejando atrás a la Reliant sin que este pudiese localizar su nave, se lanzó contra la ruta del Excelsior, consiguiendo finalmente cercarlo antes de que pudiese escapar. Con los torpedos de fotones cargados y listos para disparar se situó en posición frente a la nave de la Federación y abrió fuego.

El Ave de Presa dispara sus torpedos...
Sin embargo los escudos del Excelsior aun estaban plenamente activos y la descarga cerrada del capitán Klingon no fue suficiente para sobrecargarlos, por lo que Style dio la orden y su nave pasó a velocidad de hiperespacio escapando de la trampa de los Klingon poniendo su preciada carga a buen recaudo.

...pero el Excelsior aguanta y escapa del sistema
La Reliant

3 comentarios:

Rex Janeway dijo...

OOOOOOOOOleeeeee que partidaca¡

Dani Yimbo dijo...

Estupendo informe!

Will dijo...

Gracias chavales, me alegro de que os haya gustado!! :D

Publicar un comentario