Google+

26 feb. 2016

La Escalada de Horus | El odio se desata


"La Gran Cruzada era cosa de pasado. La traición había cubierto el Imperio del hombre de fuego y destrucción. Todo aquello por lo que tantos millones habían muerto, todo aquello por lo que el Emperador había luchado junto a sus hijos durante más de dos siglos, podía ser destruido en un abrir y cerrar de ojos.

Pero todavía no estaba todo perdido. Eran muchos los que aun permanecían fieles a sus juramentos, aunque sus fuerzas se encontraban desperdigadas y aisladas en muchos casos. La galaxia sería sembrada de ejemplos de heroismo, de luchas sin cuartel entre hermanos para preservar lo que poco tiempo antes parecía imperecedero.

Como en tantas ocasiones a lo largo de aquellos años, un planeta anónimo, olvidado por las Flotas Expedicionarias tras su fácil acatamiento, sería testigo de una lucha sin razón ni motivo concreto, sólo motivada por el odio y la venganza.

Los Hijos de Horus, la legión del Architraidor, se encontraban allí por motivos que los leales no podían entender. Sus extrañas acciones no parecían contener ninguna lógica estratégica, pero sin duda no habían elegido aquel lugar al azar. 

Cuando el pequeño destacamento de los Puños Imperiales y los Manos de Hierro llegó a las coordenadas los encontró reunidos con los adeptos de Marte en torno a una inmensa estructura cristalia que parecía brillar con un fulgor enfermizo. Parecían practicar alguna clase de ritual, si es que algo se podía llamar así en galaxia de la razón creada por el Emperador.

Fuese cual fuese la naturaleza de todo aquello algo estaba claro: Debían ser destruidos."


El otro día nos juntamos cuatro de los participantes en la escalada de 30K que acabamos de iniciar para conocernos y jugar nuestra primera partida de la campaña. En esta ocasión los Hijos de Horus y sus aliados del Mechanicum serían enfrentados por los Puños Imperiales y los Manos de Hierro en una partida a dobles en la que cada uno manejaríamos los 500 puntos presnetados para la primera ronda.

Contendientes: Alberto y Juan vs Emi y Will.
Ejércitos: hijos de Horus + Mechanicum vs Puños Imperiales + Manos de Hierro
Puntos: 1000.
Misión: Onslaught.
Despliegue: Yunque y martillo.
Listas:

Mechanicum
- Magos prime orden Lachrimallus
- 10 Adsecularis con mitralock
- 10 Adsecularis con las-lock
- 3 Thallaxii
- 3 Ursaraxii


Hijos de Horus
- Centurión con cuchilla de energía, pistola de plasma y armadura artesanal
- 15 Marines Tácticos de la Legión con arma de combate adicional y vexilla
- 5 Marines de apoyo con cuatro plasmas y sargento con combiplasma.


Puños Imperiales
- Centurión con armadura artesanal y bolter
- Escuadra táctica de la legión
- Escuadra táctica de la legión
- 5 Marines de soporte pesado con bolters pesados.


Manos de Hierro
- Señor de la Forja con hacha de energía
- Escuadra táctica de la legión con puño de combate
- 5 Exterminadores Catafractos con lanzallamas pesado, 3 puños de combate y un par de cuchillas relámpago


Despliegue: Los traidores se posicionaron en cuanto sus auspex detectaron las lanzaderas enemigas dirigiéndose hacia su localización. En el flanco izquierdo los esclavos del Mechanicum formaron una primera línea de carne de cañón tras la que se posicionaron los marines tácticos delos Hijos de Horus. En el centro, protegidos tras la formación cristalina que sobresalía del terreno, se situaron los Thalax y la escuadra de apoyo. El flanco derecho quedaría bajo el entero control del Mechanicum, con los Usarax ocupando la posición más extrema y la segunda unidad de Adsecularis sirviendo de enlace con el resto de la formación.

Despliegue de los traidores
Observando a sus enemigos listos para la batalla los leales posicionaron las escuadras de Puños Imperiales sobre la colina situada en la retaguardia de su flanco derecho, dispuestas a cubrir con fuego de bólter a los traidores. El Señor de la Forja, junto a los Catafractos, se situó en el centro, buscando protección ante la amenaza que suponían los rifles de plasma enemigos. El flanco izquierdo lo ocuparon los marines tácticos de los Manos de Hierro.

Despliegue de los leales
 Informe: Los traidores dejaron que fuesen sus enemigos quienes realizasen el primer movimiento, y estos no dudaron en lanzarse cuanto antes a por sus odiados hermanos. Los Manos de Hierro, aun víctimas de la rabia de sangre causada por el asesinato de su Primarca, avanzaron en bloque y comenzaron a abrir fuego contra los Adsecularis del flanco derecho traidor diezmando a la unidad. Los Puños Imperiales avanzaron más cautelosamente con sus escuadras tácticas mientras realizaban descargas cerradas con sus bolters y los bólters pesados cubrían su avance desde lo alto de la colina. La muralla de disparos explosivos de los hijos de Dorn castigó a la segunda unidad de esclavos del Mechanicum, reduciéndola a un único superviviente.

Turno 1 - Leales
Con los leales cerniéndose sobre sus posiciones, los oficiales traidores dieron la orden de avance en todas las líneas. En el flanco derecho los Thallax, apoyados por los Adsecularis supervivientes, abrieron fuego contra la escuadra táctica de Manos de Hierro, que perdieron a cinco de sus miembros. Viendo la debilidad de la carne apoderarse de ellos el pánico se adueñó de los medusianos, que huyeron hacia su retaguardia. En el flanco contrario los Hijos de Horus devolvían el fuego de bólter de los Puños Imperiales, acabando con cuatro astartes, aunque sus compañeros se mantuvieron firmes.

Turno 1 -Traidores
Tras su momento de flaqueza los tácticos de los Manos de Hierro se reagruparon, buscando una cobertura desde la que proteger el objetivo de su zona de despliegue. El resto de los leales, excepto la escuadra de apoyo pesado, siguieron avanzando, con los exterminadores en cabeza. El fuego de bólter comenzó a caer sobre los Hijos de Horus y su Centurión fue derribado al encontrarse en primera fila. Viendo a su enemigo cerca y sintiendo como las ansias de venganza llenaban sus dos corazones, los exterminadores se abalanzaron contra los Hijos de Horus iniciando un frenético combate que terminó con un veterano de los Manos de Hierro muerto y los restos de la escuadra táctica traidora huyendo para salvar sus vidas.

Turno 2 - Leales

Los Manos de Hierro son hijos de su Primarca sin duda, pues el mismo fuego incontrolable arde en sus corazones. Y como al propio Ferrus Manus este fuego les puede llevar a su perdición. Así le ocurrió a los exterminadores, pues su furibundo asalto, a pesar de paliar en parte su sed de venganza, les dejó en una posición vulnerable.  Las escuadra de apoyo de los Hijos de Horus no dudó en aprovechar esta oportunidad, y con una descarga cerrada de sus rifles de plasma eliminaron a todos ellos, dejando al Señor de la Forja malherido. Mientras tanto, en el flanco contrario, los Usarax se aproximaban para eliminar al oficial medusiano y los Thallax castigaban a los Puños Imperiales, eliminando a dos de ellos mientras avanzaban. Finalmente el magos dio la orden de asalto, y aunque los Usarax no pudieron alcanzar al Señor de la Forja, el solitario Adesecularis superviviente del primer turno sí lo logró, y aunque no puedo atravesar la poderosa armadura de su enemigo, este tampoco consiguió causarle ningún daño.

Turno 2 - Traidores
Los Puños Imperiales veían como sus aliados eran masacrados y se quedaban solos en la lucha. Las escuadras tácticas continuaron avanzando mientras disparaban sus bólters desde la cadera. En esta ocasión fue la escuadra de apoyo la que recibió sus atenciones, aunque solo sufrió dos bajas. Por su parte la escuadra de apoyo pesado, viendo a los Usarax en su punto de mira, los cubrieron de proyectiles explosivos de gran calibre que mataron a dos de ellos y dejaron al tercero al borde de la muerte. El momento insólito del turno llegaría cuando el Adsecularis consiguió una vez más herir al Señor de la Forja y la armadura de este no fue suficiente para evitar su muerte. El esclavo del Mechanicum había matado al adepto astartes.

Turno 3 - Leales
El héroe de de la partida elimina al Señor de la Forja
Viendo que la ofensiva enemiga se había debilitado sensiblemente, los Hijos de Horus, cuya escuadra táctica se había reagrupado en el turno anterior, se posicionaron para castigar a las escuadras tácticas de Puños Imperiales y consiguieron dejar a ambas muy mermadas, aunque los hijos de Dorn aguantaron firmes. Mientras tanto la propia ofensiva de los traidores tomaba forma. El Usarax superviviente, al borde de la muerte, se adelantó al avance de los Adsecularis y cargó contra lo últimos Manos de Hierro supervivientes, haciéndoles pedazos con sus cuchillas relámpago.

Los últimos Manos de Hierro son abatidos
Turno 3 - Traidores
Los Puños Imperiales parecían no inmutarse por los hermanos que caían a su alrededor. En su curto turno cerraron filas y acribillaron a la escuadra de apoyo de los Hijos de Horus, eliminando por fin a los mortíferos plasmas. Mientras tanto su Centurión abandonaba la escuadra de apoyo pesado para dirigirse a proteger personalmente el objetivo de su zona de despliegue.

Turno 4 - Leales
Los Hijos de Horus devolvieron el fuego de bólter mientras el Mechanicum seguía con su avance. Los Adescularis se aproximaron al objetivo protegido por el enemigo mientras el Usarax se lanzaba contra la escuadra de apoyo pesado y eliminaba a dos de los astartes sin que estos pudiesen terminar por fin con su molesta existencia.

Turno 4 - Traidores
Con el nombre de su Primarca y del Emperador en sus labios, los Puños Imperiales se lanzaron al asalto. Su Centurión se encargó de los Adsecularis sin problemas mientras los tácticos supervivientes se trababan con los Hijos de Horus en un combate lleno de odio que no terminó con un claro vencedor. Mientras tanto el combate entre el Usarax y los marines de apoyo pesado tampoco se resolvía, aunque en esta ocasión no fue eliminado ninguno de los Puños Imperiales.

Las líneas chocan por fin
Turno 5 - Leales
El Magos, viendo que sus aliados no eran capaces de terminar con los leales, se unió al combate añadiendo el poder de su hacha de energía a la fuerza de los traidores. Así cayeron dos de los Puños Imperiales, pero los supervivientes no dudaron un instante y siguieron luchando, liderados por el heroico sargento que se negaba a morir. El combate era presenciado por una nueva escuadra de Adsecularis que había acudido a la llamada del Adepto. Mientras tanto los Thallax realizaban una nueva ofensiva hacia el objetivo enemigo, aproximándose cuanto pudieron. Una pequeña victoria para el Emperador se produjo cuando por fin el Usarax fue eliminado.

Turno 5 - Traidores
Los Thallax avanzan hacia el objetivo
Consciente de que solo él podría frenar el ataque enemigo, el Centurión se lanzó contra los Thallax eliminando a uno de ellos en combate, aunque los autómatas no se inmutaron y se mantuvieron firmes. En el largo combate que se producía en el centro del campo de batalla un nuevo Puño Imperial moría a manos de los traidores pero una vez más el testatrudo sargento se negaba  a morir y a ceder terreno.

Turno 6 - Leales
El Centurión se lanza a por los Thallax
La batalla tocaba a su fin y ambos bandos habían sido duramente castigados, pero los traidores parecían controlar el campo de batalla. Aunque los Thallax cayeron bajo la rabia del centurión, el valiente sargento de la escuadra táctica fue asesinado por el magos no sin antes haberse cobrado un alto precio por su vida.

El sargento cae finalmente
Turno 6 - Traidores
Recuento final:
- Traidores: 1 PV por Matar al Señor de la Guerra + 1 PV por Desgaste (tener más unidades que el enemigo al final de la batalla).
- Leales: 1 PV por Matar al Señor de la Guerra.

Resultado: Victoria de los traidores 2-1.

MVPs de la partida: Durante la partida coincidimos en resaltar la meritoria actuación del inesperado héroe de los Adsecularis, que no sólo sobrevivió a toda una lluvia de disparos, si no que eliminó al Señor de la Forja y encima con su muerte propició que un nueva unidad de Adsecularis llegase desde la reserva gracias a las reglas de Magos, lo que a la postre daría la victoria a su bando.

MVP traidor
Por parte del bando leal sin duda el sargento de la escuadra táctica, que aguantó varias rondas de combate contra los hijos de Horus y el Magos, se merece un reconocimiento. No solo por su innegable valentía si no por su testaruda resistencia ante la muerte. Todo un digno hijo de Dorn.

MVP leal

4 comentarios:

Prime-alber dijo...

Muy buena partida, la verdad. Podría haber ganado cualquiera. Y si, ya nunca se me olvidará usar las armas cac de los tácticos no que mi centurión tanquea con dos heridas ^^)

DOCONQUEST oriol dijo...

vaya reporte más épico, así da gusto, muy buen trabajo

Señor Serviorco dijo...

Muy guapo señores! Y a cuatro manos!!!
Cosa mia o la superioridad numérica ha sido baza ganadora?
Os animo a todos a seguir, q esto mola tres puñaos!
Un saludo

Prime-alber dijo...

Mas que superioridad numerica, la partida se decidió por un par de combates, y mas concretamente en las tiradas de dados. Los ejercitos en si los vi bastante bien equilibrados entre ellos, compensandose cantidad con calidad. Ya veremos como sigue conforme aumentemos los puntos

Publicar un comentario