Google+

4 nov. 2015

La Cruzada Nafticó | Primera Ronda


"El Strategium del puesto avanzado imperial era un hervidero. Por todos lados se movían los servidores monotarea y los subalternos de los altos mandos llevando mensajes o acudiendo a reuniones de urgencia de los diferentes comités de guerra. La Cruzada Nafticó había comenzado y aquel era el centro neurálgico de la operación. En el centro de la sala abovedada, elevado sobre un pedestal que permitía orientar su trono de mando hacia cualquier punto del Strategium, se encontraba el artífice de aquella inmensa operación, Lord Polonio de Tropalia, Mariscal General de la franja proximal del segmento Ultima.

Frente a él se desplegaba un mapa hololítico que representaba la nebulosa y los movimientos de las diferentes fuerzas en conflicto. Los vectores de ataque se aglutinaban alrededor al planeta de Morskoy como las abejas en torno a su colmena.

Aunque se había registrado actividad en varios de los planetas, sin duda el Mundo Forja era un objetivo prioritario para ambos bandos. Los herejes que poblaban la nebulosa parecían ser conscientes de las proporciones de la operación que se cernía sobre ellos, y estaban decididos a que su aparato bélico no se viese mermado.

El primer encuentro había sido una representación a  escala de los verdaderos intereses en conflicto. Las tropas de la Eclesiarquía, las santas Sororitas, habían irrumpido en el planeta buscando a los herejes blasfemos que habían profanado Filania. Las hermanas lucharon con su imperecedera fe como escudo y su voluntad como espada, pero fueron rechazadas por los servidores de la entropía.

Una lucha a muerte entre tentáculos y  evisceradores
Una Gran Inmundicia se cierne sobre las Sororitas
Sin embargo el desembarco de las Hermanas de Batalla no había sido un ataque aislado, si no parte de una operación de mucha mayor envergadura. Junto a ellas llegaron los Astartes del capítulo de las Águilas Rojas que se lanzaron con su ferocidad tribal contra el primer enemigo que encontraron. Morskoy era un planeta abandonado hace mucho tiempo y poblado por proscritos y renegados que escapaban de cualquier forma de orden o gobierno. El sitio ideal para establecer la guarida de unos piratas Eldar Oscuros.

Los Marines cayeron sobre ellos en uno de los ataques relámpago tan habituales en los ángeles de la muerte. Sus cápsulas surcaron la atmósfera hasta impactar con el suelo, en medio de las líneas enemigas. Mientras tanto las aeronaves y los motoristas irrumpían a toda velocidad entre sus posiciones, bañando a los xenos de energía gravítica y proyectiles explosivos. Finalmente el cónclave Eldar Oscuro se vio obligado a retirarse del planeta, dispuesto a lamerse las heridas para volver otro día.

El séptimo de caballería revestido de ceramita
La lluvia de muerte cae entre las líneas Eldar Oscuras
Tras esta batalla los Astartes consolidaron sus posiciones y sus tecnomarines comenzaron a iniciar los protocolos para reactivar los Manufactorums. Sin embargo las fuerzas de Nurgle también contaban con una fuerte posición en el planeta, y ambas fuerzas no tardaron en enfrentarse. 

La lucha degeneró en una matanza en la que el odio ancestral servía de combustible para los fuegos de la guerra. Pero cuando el humo de la batalla se dispersó, los servidores de Nurgle aparecieron victoriosos. El mundo forja parecía ir a caer en manos del Caos.

Mientras tanto la batalla continuaba en otras regiones del planeta. Las Hermanas de Batalla, en retirada, se enfrentaban a los Eldar Oscuros que trataban de escapar del ataque de las Águilas Rojas. Laabtalla terminó con mostrando la supremacía de las Sororitas, que expulsaron definitivamente a los xenos de Morskoy.

Haciendo valer su victoria las Hermanas de Batalla consolidaron una posición fortificada en el mundo forja. Sin embargo, poco después se vieron de atacadas por una nueva fuerza en conflicto. Los cielos se abrieron, y los siervos descarriados del Omnissiah descendieron sobre el planeta.

Las Sororitas fortifican sus posiciones
El choque entre la lógica y la fe fue encarnizado y la destrucción se desató, anegando la zona de cadáveres y metal retorcida, hasta que ambos contigentes se vieron obligados a retirarse sin que se pudiese decidir un claro vencedor.

Así, los seguidores de Nurgle parecían los únicos capaces de reclamar parte del territorio como propio, y comenzaron a realizar sus heréticas prácticas, deleitándose con el sufrimiento de todos aquellos heridos y mutilados en las muchas batallas. Sin embargo sus prácticas no pasaron desapercibidas.

Los videntes del mundo astronave de Sain-han percibieron las distorsiones que el sufrimiento de tantos seres estaba causando en el Mar de Almas, y estas les guiaron hacia los profanadores de Filania. Las rápidas motos Eldar irrumpieron en la zona, seguidas de un inmenso caballero dotado de propulsores gravíticos. La resistencia de los adoradores del Caos era muy alta, y convocaron múltiples criaturas de la disformidad para que fuesen sus aliados, pero el poder destructivo de los xenos resultaba imposible de superar, y finalmente los marines traidores fueron rechazados y desperdigados por los Eldar.

Con la derrota de los adoradores de Nurgle las fuerzas imperiales parecían cobrar fuerzas en el planeta, pudiendo establecer puestos avanzados sin la intromisión del enemigo. Así, los efectivos de la Guardia Imperial comenzaron a descender de sus transportes y a extenderse por la superficie. Cada vez más almas pisaban el suelo de Morskoy, lo que suponía una enorme tentación para los coleccionistas de cráneos.

La Guardia Imperial comienza a tomar posiciones en Morskoy
Nuevas partidas de Marines del Caos irrumpieron en el planeta, lanzándose con fiereza contra los mortales que parecían desafiarles. A pesar de contar con nuevas líneas de suministros gracias a los Manufactorums que sus Visioingenieros habían puesto en marcha, las tropas de la Guardia Imperial no fueron rival para los frenéticos adoradores del Caos y se vieron obligadas a retirarse. Morskoy seguía en disputa.

Los marines renegados recolectan cráneos para su dios
Aunque Morskoy había estallado en llamas y los intereses de todas las fuerzas en combate parecían centrarse en el Mundo Forja, el resto de la Nebulosa no se libró de los terrores de la guerra.

Haegun, el Mundo Colmena actualmente desierto. fue testigo de las prácticas de extermino que el Mechanicum, bajo el mando del Magos Arístides, practicó sobre los pieles verdes que poblaban la noche eterna de su cara oscura.

El Mechanicum extermina pieles verdes
Cuando el Magos continuó su ruta dejando atrás un pequeño contingente, las fuerzas de la Guardia Imperial decidieron aprovechar para atacar el desprotegido reducto y eliminar toda presencia enemiga de Haegun. Esto sin duda hubiese sido un duro golpe para los planes de Arístides, que viajaba por la Nebulosa ignorante de esta amenzaza. Sin embargo recibió ayuda de un aliado inesperado.

Surgiendo entre las sombras del planeta apareció una nueva cábala de Eldar Oscuros cuyos propósitos, a pesar de ser un misterio para el resto de contendientes, parecían estar del lado del Mechaicum Oscuro y el Caos. El ataque de los Eldar Oscuros frenó en seco los planes de la Guardia Imperial, y aunque no consiguieron hacer que abandonasen el planeta, el dominio del Mechanicum permaneció intacto.

Los Eldar Oscuros emboscan a la Guardia Imperial en Haegun
Finalmente la guerra se extendió, de forma inesperada, hasta los mismas cuarteles generales de los bandos en conflicto. En Nousena, el planeta controlado inicialmente por los imperiales, las actividades encubiertas de los No Perdonados atrajeron la atención de la flota exploradora el Magos Arístides, que no dudó en aprovechar la oportunidad para lanzarse sobre ellos y así desestabilizar las posiciones del Imperio en la nebulosa, objetivo que logró al derrotar a los Ángeles Oscuros.

El Mechanicum lleva la guerra hasta Nousena
Por su parte Fuilania parecía lejos del alcance de los imperiales, que además centraban su atención en Morskoy. Sin embargo los Eldar Oscuros de la Cábala de los Desalmados habían urdido un plan para terminar con el destacamento de los Lobos Espaciales que había llegado hasta la nebulosa. Así, les atrajeron hacia Filania, mostrándoles una ruta segura a través del sector, para caer sobre ellos una vez llegasen a la superficie del Mundo Altar. Sin embargo los xenos no contaban con que el contingente de Fenris se encontraba apoyado por un poderoso Caballero Imperial que logró una victoria importantísima para el Imperio que establece una cabeza de puente en el sagrado planeta de Filania, objetivo final de la cruzada."


El Caballero aplasta a los frágiles Eldar Oscuros

Hilo de la campaña en el foro de La Armada: aquí. 

Situación de la campaña tras la primera ronda:

- Nousena: Atacantes 1 PC - Defensores 1 PC: No controlado
- Siparo: Atacantes 0 PC - Defensores 0 PC: No controlado
- Morskoy: Atacantes 3 PC - Defensores 3 PC: No controlado
- Haegun: Atacantes 0 PC - Defensores 1 PC: Controlado por los Defensores
- Filania: Atacantes 1 PC - Defensores 1 PC: No controlado

Batallas de la primera ronda:

Morskoy
- Hermanas vs Nurgle: Victoria Nurgle
- Marines vs EO: Victoria Marine
- Marines vs Nurgle: Victoria Nurgle
- Hermanas vs EO: Victoria Hermanas
- Mechanicum vs Hermanas: Empate
- Eldar vs Nurgle: Victoria Eldar
- Guardia Imperial vs Marines Espaciales del Caos: Victoria Marines del Caos

Haegun
- Orkos vs Mechanicum:Victoria Mechanicum
- Guardia Imperial vs Eldar Oscuros: Empate

Nousena
- Mechanicum vs Ángeles Oscuros: Victoria Mechanicum

Filania
- Lobos Espaciales+IK vs Eldar Oscuros: Victoria de los Lobos

1 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Ahí ahí!!! La Nebulosa está que arde. Gran resumen y gran enganchada!!!
Un saludo

Publicar un comentario