Google+

6 ene. 2015

Orden Quarii | Objetivo: Venganza


“Los escombros tapizaban el suelo hasta donde alcanzaba a vista, obliterando los sistemas de trincheras y sepultando los incontables cuerpos de los guerreros caídos defendiéndose de la traición. El hermano Akshan, valiéndose del servo-brazo que llevaba acoplado a su generador dorsal, levantaba los grandes sillares tratando de construir un nuevo parapeto que les permitiese defenderse de un nuevo ataque.

Había conseguido reunir a unos pocos supervivientes de su clan, muy pocos en realidad, y durante un instante había pensado en buscar la forma de alejarse de aquel planeta maldito, pero pronto olvidó aquellas fantasías. El Señor de la Forja sabía que ninguna lanzadera se volvería a elevar de la superficie portando soldados leales al Emperador, y aunque lo hiciese, ninguna nave estaría esperándola en órbita.

No, los escasos momentos que habían tenido para escapar de aquella trampa hacía tiempo que habían pasado. Ahora solo podían hacer una cosa, matar. Matar como solo los imparables marines espaciales, imbuidos de un odio como la galaxia jamás había conocido, sabían hacer.

Sin duda aquel planeta sería su tumba, pero poco importaba aquello ya. Los hijos de Ferrus Manus irían a la batalla por última vez, y aquellos perros malnacidos lamentarían el día que en que habían escuchado las edulcoradas mentiras del archi-traidor. Se llevarían por delante a todos cuantos pudiesen, y cuando pareciese que solo les restaba un último aliento, lo emplearían para seguir clamando venganza.”

Estamos a punto de comenzar nuestra campaña de escaramuzas ambientada en Istvaan V y no podía empezar sin algo de trasfondo. Hasta ahora he estado incluyendo a mis tropas en la Quinta Orden del Clan Vurgaan de los Manos de Hierro, pero mi idea, cuando desarrolle su trasfondo, es que se trate de un contingente que no llegó a Istvaan, y por lo tanto no me sirve para esta campaña.

El libro “Massacre” muestra múltiples ejemplos de las tropas de la X Legión que se desplegaron en la depresión de Urgall, y muchas de ellas pertenecen al mismo clan que mis tropas, aunque enmarcadas en la Orden Quarii. Decidí que los marines supervivientes de esta orden serían quienes formasen el grueso de is tropas durante la campaña.

Con este motivo le he dado un nievo nombre al Señor de la Forja, que ahora representará al hermano Akshan. Él será mi Héroe (el jefazo del grupo de supervivientes según las reglas de la campaña) y contará con el rasgo “Mártir”, lo que me permitirá ganar un punto de acción por cada impacto que sufra durante las partidas.

Hermano Akshan
Además él, contaré con otro líder, el sargento de la escuadra de abordaje, el hermano Sukurlam. Así contaré solo con dos de los tres héroes que permiten las reglas, lo cual me causará ciertas desventajas pero también me permitirá gastarme más puntos en mis héroes y hacerles más efectivos.

Hermano Súrklam
Como comentaba en la entrada de presentación de la campaña las tropas con las que vamos a contar, así como los puntos disponibles para ellas, vana ser diferentes en cada partida, por lo que debemos contar con algo de variedad para ir adaptándonos. En mi caso voy a empezar disponiendo de la escuadra de abordaje, 5 veteranos y un Contemptor, lo cual me permitiría incluso llegar a los 300 puntos, que es el máximo permitido.

Los supervivientes del Clan Vurgaan

2 comentarios:

acadio m dijo...

muchas gracias por esto, soy jugador de manos de hierro y me gustaria mucho ver como se desarrolla la campaña, me da pena que al gente no haga historias ni sean populares , , para mi son los guerreros mas eficientes para el emperador,

la cane es débil

Will dijo...

Muchas gracias a ti!!

Opino igual que tu, nadie es más duro y eficiente que los Manos de Hierro!!

Tengo intención de ir escribiendo más trasfondo, espero que te guste

Publicar un comentario