Google+

27 oct. 2014

Nurgle proveerá | la Maldición de Solumque

Tras vagar por los tóxicos desiertos de Solumque, los Nietos de la Entropía se sentían más cerca que nunca de su venerado dios de la disformidad. Las mutaciones habían bendecido a varios de sus miembros, convirtiendo incluso a uno de ellos en una pústula supurante que hizo gemir de envidia a sus compañeros. Durante su estancia en la podredumbre la intemperie del planeta las visiones habían asalto a Sudario constantemente, regalándole visiones del destino reservado para el planeta. Entre ellas una imagen se repetía, la de una ruinosa ciudad donde el légamo y la podredumbre cubrían las escasas rocas que aun permanecían en pie. Entre estas ruinas algo atrae a Sudario en sueños con la poderosa fuerza del destino, un regalo sin igual de su querido dios, uno de los Condensadores de Entropía.


Sin embargo los seguidores del dios de la enfermedad, pronto comprobaron que el destino era caprichoso y no estaba dispuesto a darles lo que era suyo por derecho sin que antes lucharan por ello, pues había guiado a la tripulación de la Resurgimiento hasta el mismo lugar, dispuesto a divertirse a costa de los mortales.
La tripuación sin su capitán
Oook trata de hacerse con alguas valiosas piezas

Los seguidores del Rogue Trader no pudieron contar con Jason pues la vieja cicatriz de su pecho que nunca terminada de sanar comenzó a supurar y producirle un intenso dolor, por lo que los tripulantes de la Resurgimiento, siguiendo a Luxor se repartieron entre las ruinas, tratando de encontrar materiales útiles con los que mercadear y pistas sobre el paradero del condensador.

Los nietos de la Entropía se esconden entre las ruinas
Por su parte los Nietos de la Entropía se situaron en las ruinas de su flanco izquierdo, dispuestos a avanzar por el centro buscando la protección de la cobertura que ofrecían las ruinas.

Los seguidores de Nurgle avanzan por el centro
De repente el estruendo de un derrumbamiento inundó la zona y entre los escombros apareció una horrenda criatura mutante, una víctima de los maliciosos efectos de Solumque. El apestoso ser comenzó a arrastrarse hacia los cultistas amenazando con lanzarse sobre ellos a la menos oportunidad.

Un mutante aparece en la retaguardia de los caóticos...
Sin embargo tras atravesar los tóxicos desiertos del planeta los seguidores de Hakon ya se habían enfrentado a terrores peores que ese, y uno de ellos aniquiló al mutante sin dificultad.

...pero lo eliminan sin despeinarse
Mientras tanto Hakon y el Susurrador habían encontrado un callejón por el que avanzar sin que los tiradores enemigos pudiesen alcanzarles. Esto que frenó en seco el avance de Ophelia y Luxor, que veían como los Nietos de la Entropía llevaban la iniciativa de la batalla.
Hakon y el Susurradore avanzan por el callejón
Tratando de crear una zona de tiro cruzado, Ophelia retrocedió para cubrirse con los barriles cercanos y disparó contra el Susurrador dejándolo aturdido, mientras , Luxor y el resto de la tripulación se preparaban para abrir fuego contra cualquier enemigo que apareciera en su línea de tiro. El primero en intentarlo fue la apestosa y bulbosa  criatura que seguía a los adoradores de Nurgle, la cual alcanzó sin problemas a Luxor.

El Susurrador es aturdido pero el nurglete avanza
Ahora era el turno de Hakon que se lanzó hacia delante sin pensarlo dos veces. El Cirodiante lo localizó en su punto de mira y le alcanzó con un certero disparo de su rifle de fusión. Sin embargo la antinatural piel de Hakon solo sufrió quemaduras superficiales y no fue suficiente para detenerle, de modo que se abalanzó sobre Ophelia.

Hakon cruza la línea de tiro y llega hasta Ophelia
El combate que siguió a continuación fue rápido y brutal, en un abrir y cerrar de ojos, Luxor se encontraba malherido e inconsciente en el suelo, mientras Ophelia caía derribada ante las acometidas de Hakon.

Los nietos de la Entropia se imponen en el combate CaC
Ya solo quedaba rematar la faena y el Susurrador se puso en pie para tener el honor de ser quién le diera el golpe de gracia a la asesina mientras Hakon seguía imparable y se arrojaba sobre Oook, que junto con el resto de la tripulación comprendió que era le momento de huir para luchar otro día y se retiró de la zona de combate.

La tripulación de la resurgimiento es derrotada
Tras la batalla los hombres de Hakon se dispersaron entre las ruinas, convencidos de que allí encontrarían lo que habían venido a buscar, y no paso mucho tiempo hasta que comprobaron que efectivamente era así. , Enterrado entre los escombros de una antigua factoría se encontraba uno de los artefactos de arcana tecnología que estaban bendiciendo Solumque con los bienes del dios de la entropía...."

¡Los nietos de la Entropía vuelven a ganar y consiguen el primer punto de victoria de la campaña!

2 comentarios:

Suber dijo...

Jeje, mola, este tipo de informes son directos y rapiditos de leer. La tripulación de la Resurgimiento desde luego tiene historias para contar :)

Señor Serviorco dijo...

Entropía rules!!! Hakon se encabeza en la campaña!!
No puedo evitar imaginarme a Jasper pensando como muchos jefes, que el día que no van al curro los trabajadores le vaguean. (yo tuve uno que decía: cuando no está el gato los ratones bailan... y eso que él era para ponerlo aparte)
Tenemos en breve nuevo proyecto y nos gustaría hacer un crossover con Orgullo Freak, cuando lo vayamos cerrando os hacemos la propuesta en firme.
Un saludo

Publicar un comentario