Google+

18 jul. 2014

Primera sangre | La Maldición de Solumque


"La niebla se levantaba gracias a los primeros rayos de sol del día, dejando que las torres y pasarelas del abandonado complejo industrial quedasen a la vista. Sin embargo no fueron las funcionales construcciones lo único que se dejó ver. Atraídos por los rumores de la valiosa tecnología que podía haber quedado abandonada en las naves del complejo dos grupos de buscavidas se encontraron entre las construcciones  húmedas por el rocío tóxico de Solumque.


Por un lado los corruptos miembros del culto conocido como los Nietos de la Entropía se dispusieron a explorar la zona, avanzando tras la enorme mole del pestilente ogrete que les sigue a todas partes y cubiertos por el fuego sostenido de sus tiradores.


Los Hijos de la Entropía

Por el otro la tripulación del Rogue Trader Jason Jasper había bajado a la superficie para tratar de encontrar nuevo material con el que comerciar. Avanzarían unidos tratando de no ofrecer blancos fáciles, mientras Ophelia se infiltraba por el flanco opuesto.


Una dramatización del enfrentamiento
Mientras Lodegan McBederberg ocupaba ua posición de tiro desde la que emplear su rifle de agujas, el resto de la tripulación se internó en el hangar más cercano, sin encontrar nada de utilidad entresus paredes. Sin embargo en cuanto el primero de ellos trató de avanzar hasta la siguiente cobertura comenzó a recibir las atenciones de la ametralladora pesada con la que contaban los adoradores de Nurgle.

El fuego de la ametralladora pesada detiene el avance de los Rogue Traders
Aprovechando el escaso apoyo de largo alcance con el que contaba la tripulación de la Resurgimiento Hakon hizo avanzar a sus hombres ascendiendo por las pasarelas y buscando líneas de tiro para sus rifles automáticos. Las agujas envenenadas del rifle de Lodegan se clavaban a su alrededor inefectivamente, con lo que el avance de los Nietos de la Entropía no se veía frenado.

Los Nietos de la Entropía avanzan
En el flanco opuesto Luxor arengaba a sus mercenarios para que siguieran avanzando a pesar del fuego de la ametralladora enemiga, consciente de que solo así podrían responder al fuego, pero ocupado como estaba en dirigirles no fue consciente del cultista que flanqueaba su posición y abría fuego contra él con su potente rifle de plasma, vaciando sus baterías y quedándose sin munición. EL plasma incandescente impactó en la pared junto a él, hiriéndole y dejándole aturdido, aunque pronto se recuperaría para seguir luchando.

El rifle de plasma deja hiere a Luxor pero no logra dejarle fuera de combate...
Mientras los guerreros de Hakon siguen avanzando

Jason Jasper, usando los huecos de los destartalados ascensores, ascendió a los hangares superiores, consciente de que mientras el enemigo trataba de eliminar a su tripulación, él tenía una oportunidad de oro para hacerse con todo objeto de valor abandonado en el complejo industrial.

Jason hace gala de su picaresca
Mientras tanto Ophelia había aprovechado la escasa atención que le había dedicado el enemigo para infiltrarse hasta las proximidades de su avance, e inesperadamente apareció entre las sombras para interceptar a la criatura que los Nietos de la Entropía llamaban el Susurrador. Las habilidades de combate de la asesina quedaron rápidamente patentes, y terminó con la abotargada criatura con rapidez y eficiencia. 

Ophelia intercepta al Susurrador...
...y le deja fuera de combate
Sin embargo la situación para los mercenarios no hacía más que empeorar. Aunque Luxor no trató en recobrarse Ambroux y Bergon no eran capaces de encontrar posociones ventajosas desde las que salvar la presión que ejercía sobre ellos el continuo fuego de la ametralladora enemiga. Tanto fue así que finalmente dos afortunados proyectiles les alcanzaron, dejando a los amantes fuera de combate, y la ofensiva de los Rogue Traders frenada en seco.

Luxor observa como sus mercenarios son eliminados...
...mientras los Nietos de la Entropía continúan su imparable avance
La tripulación de la Resurgimiento debía contraatacar con fuerza si quería hacerse con el control del complejo industrial. Por lo que Ophelia se lanzó a una desenfrenada carrera, esperando que su velocidad la salvase de los proyectiles enemigos. Sin embargo no tuvo tanta suerte y un certero disparo del tirador que cubría la retaguardia de los Nietos de la Entropía la dejó fuera de combate.

Ophelia es abatida
El cirodiante también trató de frenar al enemigo y tras escalar la pared del hangar más cercano descargó su rifle de fusión sobre el purulento Ogrete que avanzaba por la pasarela, pero el pequeño sol incandescente que salió de su rifle solo le rozó, haciendo que se frenase momentáneamente.

El Cirodiante no consigue herir al Ogrete
Este movimiento era la última oportunidad de los Rogue Traders para conseguir equilibrar la contienda, pues los seguidores del dios de la descomposición ya estaban sobre ellos, y aunque Luxor también escaló a lo alto del hangar para apoyar al Cirodiante, el fuego combinado de los enemigos pronto les dejó aturdidos e inoperativos.

Los Nietos de la Entropía consiguen la victoria
Consciente de que permanecer allí solo provocaría una masacre, Jason Jasper llamó por el comunicador a su tripulación, ordenando su repliegue. En esta ocasión el botín sería para los Nietos de la Entropía."

Primera partida de la campaña, y primera derrota para Jason Jasper y su banda. Aun tenemos que cogerle el tranquilo al sistema, no solo para explorar sus opciones tácticas, si no también para no tener que estar todo el rato mirando las reglas (a pesar de lo cual se nos olvidaron bastantes cosas). Algo fundamental de lo que nos hemos dado cuenta jugando la partida es que hace falta poner más escenografía sobre la mesa, tenemos buenos elementos que le dan altura al tablero pero hace falta más cobertura a nivel del suelo.

Hablando de la escenografía, en esta batalla estrenamos el fantástico kit que se ve en las fotos. Pertenece a la marca Spartan Games y la verdad es que es una pasada por todas las opciones que te da y el juego que aporta. Muy recomendable, y además es muy fácil de montar y con una sola caja tienes un montón de escenografía (en esta partida ni siquiera usamos todo lo que trae porque aun no lo tenía montado).

Las consecuencias de la batalla no fueron desastrosas pero dejaron a la tripulación de la Resurgimiento debilitada, con Ophleia quedándose tuerta y Abroux Rinnar perdiendo un punto de resistencia, d emodo que solo me queda decir una cosa: ¡Venganzaaaaa!

3 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Estreno de bandas, estreno de campaña y estreno de escenografía, y todo en una misma partida. Esto empieza fuerte, memorable victoria de los Nietos de la Entropía.
Un saludo

lcd dijo...

Fue un buen estreno para mi banda, ni más ni menos que 120 créditos me llevé.
¿Algún consejo para gastarlos?

Señor Serviorco dijo...

Armas de gran calibre, siempre.
Yo aún ceno muchos sábados calimocho y pipas, no creo que sea el más adecuado para aconsejar.

Publicar un comentario