Google+

21 jul. 2014

El Refugio | Banda Arbitrator

Las ruinas de Comburet, una megaestructura de millones de toneladas, un monstruo de acero y hormigón que en otro tiempo era una próspera y reluciente ciudad. Ahora no es más que un inmenso amasijo de pasadizos medio derrumbados, niveles inundados por sustancias tóxicas y pasarelas que se asoman al vacío.
Los neones que antiguamente iluminaban un complejo comercial ahora se amontonan sobre el suelo lanzando obscenos mensajes de hedonismo para unos clientes que hace mucho fueron reducidos a cenizas. El mortal silencio se interrumpe por la apresurada carrera de un muchacho. Su rostro esta cubierto de sudor y tenso por el miedo. En su carrera le precede su perro, un pastor alemán con los huesos marcados por el hambre, que de una forma casi mágica marca la ruta escogiendo el paso más favorable para su amo.

A Timothy le cuesta seguir el ritmo del animal y este le espera al pie de cada abertura olisqueando el aire intentando captar el olor de sus perseguidores. Los que les siguen avanzan sin tregua descolgándose de forma temeraria entre los afilados hierros, aullando y gruñendo como bestias. Son subhumanos cubiertos de harapos y cicatrices con los miembros amputados y sustituidos por cuchillas o  garrotes. La sangre de sus anteriores víctimas empapa su ropa y los convierte en rojos demonios.

El chico no puede más,las imágenes de la matanza que acaba de presenciar, donde su familia y amigos han sido asesinados sin piedad inundan su cabeza. Dobla sus rodillas y comienza a llorar en silencio mientras escucha como los aullidos están cada vez más cerca.

El frío hocico de su perro le saca de su ensimismamiento y ambos se acurrucan bajo la basura esperando el final. Una de las bestias rojas les descubre y se planta frente a ellos balanceando su enorme mazo.

El perro se interpone entre el monstruo y en niño enseñando sus dientes.

- Je, je, je,... bonito perro, haremos una buena sopa con el - un terrible golpe derriba al perro lanzándolo a varios metros. 

El loco alza su maza y con una desdentada sonrisa se dispone a aplastar el cráneo del indefenso chico. Antes de que el arma concluya su mortífero arco, una explosión de piel y sangre. Nada queda del asesino.

Tras esta explosión el chico, sin atreverse a abrir los ojos, escucha disparos , aullidos y gritos de dolor.  Cuando al final abre los ojos tiene ante si a una montaña de acero y carne de piel negra como la noche. En lo primero que piensa Timothy es en la estatua frente al antiguo administrorum que según su padre representaba a los protectores del planeta. Un estatua a la que más de una vez ha apedreado maldiciendo a "los protectores" por haberles abandonado.

Pero esto no es una estatua, su pecho sube y baja bramando como un horno y su armadura, incompleta y mellada, es muy distinta de la del monumento de la plaza. El chico abraza al perro mientras una figura se adelanta a la del gigante.

Por un momento cree ver a su abuelo pero la cicatriz que cubre su rostro y la ronca voz con la que le habla le sacan de su error.

- Tranquilo muchacho, nada tienes que temer. Has llegado al Refugio.

Mi banda para la campaña de Arbitrator, es el Refugio. Son un grupo de supervivientes de Comburet agrupados en torno a la figura del Simón, un lider cuasi religioso que busca proteger y crear una comunidad segura para los humanos que aun habitan la ciudad.

Para cumplir esta casi imposible misión cuenta, además de con varios aguerridos supervivientes, con el agente salamandra, un astarte de rostro impenetrable y escasas palabras.

Los componentes de la banda, sobre los que postearé individualmente cuando vaya comprando/pintando, son los siguientes:

  • Simon: Un anciano, al que algunos llaman El Padre, es el líder y sustentador espiritual del Refugio.
  • Oromo: El agente enviado por los salamandra para localizar los condensadores entrópicos ha establecido un vinculo con la banda que va más allá del cumplimiento de la misión
  • Jessy Dum Dum: Una joven pandillera anarquista dispuesta a llenar de balas a cualquiera que esté dispuesto a hacer daño a su familia
  • Tic Tac Williams: Antes de la guerra trabajaba levantando edificios ahora se encarga de hacer volar por los aires los nidos de los enemigos del Refugio
  • Mayor Tinker: Lucho con valor como arbitres en los primeros días de la invasión y ahora intenta devolver algo de orden y esperanza a los supervivientes
  • Timothy: Recién adoptado por la banda este muchacho ha encontrado una nueva familia. Junto a su perro Sparky siempre corretea entre la ruinas en busca de viejas maquinas con las que tiene una sobrenatural afinidad.
  • Los Guardianes: La banda se completa con cuatro jóvenes y valientes veteranos del refugio dispuestos a entregar su vida por la causa.Sus nombres son Sundance, Lebron, Hawk y Sypras.

0 comentarios:

Publicar un comentario