Google+

15 jul. 2014

138º Grupo de Combate Vostroyano | Trasfondo


"La cascada de datos que su ojo biónico arrojaba sobre su córtex cerebral podía ser abrumadora, pero gracias a los implantes cognitivos que había recibido, el Mariscal de Campo Mélejov era capaz de integrarla con sus amplios conocimientos tácticos sin mayor dificultad.

Su privilegiada posición le permitía observar el avance de los blindados, que se habían lanzado contra la alfombra de muerte en la que había convertido la artillería aquella parte del frente enemigo. Ver a su grupo de combate actuar con semejante precisión y potencia le llenaba de orgullo, e incluso llegaba a compadecerse de todos los comandantes que tenían que contentarse con aguantar la posición mientras esperaban el apoyo de los regimientos blindados.

El 138 era diferente, al igual que uno de cada cien de los regimientos que salían de Vostroya. Los Primeros Nacidos contaban con un recurso de incalculable valor, fruto de la peculiar idiosincrasia de su planeta de origen, los inagotables conocimientos de los adeptos del Mechanicum dedicados al estudio de la arte de la guerra.

Los Grupos de Combate, fuerzas autosuficientes de un tamaño similar al de los habituales regimientos del Astra Militarum, habían nacido de la genial mente del Magos Actinomices y habían demostrado su valía en múltiples escenarios a lo largo y ancho de la galaxia. El propio Magos le había comentado en una ocasión como sus estudios le habían desvelado un antiquísimo archivo, anterior al Imperio, que recogía un ensayo sobre las fuerzas de combate de la antigua Terra. Los datos estaban dispersos y eran incompletos pero aun sí, su perfeccionada mente había sido capaz de sacar importantes conclusiones de lo que en él se recogía.

El texto analizaba el importante avance en materia militar llevado a cabo por una de las facciones que había participado una antigua guerra, y cuyo nombre se había perdido para siempre en el abismo del tiempo. Sus generales se habían olvidado de conceptos anticuados y obsoletos buscando la optimización de sus recursos y la máxima efectividad de sus fuerzas, lo que les había levado a desarrollar lo que llamaron Grupos de Combate, formaciones mixtas de infantería y blindados, diseñadas para apoyarse mutuamente en situaciones de guerra elegidas con pericia.

Sin duda la galaxia en guerra del milenio 41 distaba mucho de las condiciones de la guerras libradas en Terra mucho milenios antes, y las apabullantes formaciones de la Guardia Imperial habían demostrado en muchas ocasiones su valía, pero el Magos comprendió que la forma de combatir sus debilidades, la falta de agilidad y de variedad de recursos tácticos, se encontraba ante él.

Pronto expuso estas ideas ante el consejo gobernante del planeta, donde los altos Archimagos del Mechanicum se sientan junto al gobernador planetario y el Comandante en Jefe de las fuerzas Vostroyanas, que no dudó de la validez de sus postulados y comenzó el diseño de este nuevo concepto de guerra en el que Vostroya sería pionera.

Desde aquel entonces los grupos de combate habían demostrado su valía en innumerables escenarios, y el 138 no había sido menos. La hoja de servicios del Mariscal de Campo Mélejov incluía batallas contra xenos y herejes de todo tipo, siempre avanzando, siempre tratando de aprovechar las debilidades del enemigo, presionando allí donde su línea era más frágil y volviendo a replegarse para volver a golpear. La guerra de desgaste no era propia de los grupos de combate, sus largas campañas siempre les tenían en movimiento, lejos de la línea de suministros, abriendo el camino de la victoria."

Este es el trasfondo de mi ejército Vostroyano de la Guardia Imperial. Aunque el resultado es bastante peregrino, quería crear una formación de batalla que incluyese todo tipo de tropas y se alejase un poco del concepto del regimiento de la Guardia Imperial. La inspiración evidentemente son los Kampfgruppe alemanes de la II Guerra Mundial, pero también uno de mis divisiones fetiche de aquella época, la División Acorazada de Guardias del ejército Británico. De hecho mi intención es pintar a los Vostroyanos inspirándome más en el traje de gala de los chaquetas rojas más que en los Cosacos, aunque el nombre del Mariscal se deba al inmortal personaje del "Don apacible".

1 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Ahora a pintar morriones y bigotazos. trabajo duro pero muy agradecido.
Seguiré al Mariscal y a sus soldados.

Publicar un comentario