Google+

28 abr. 2014

Escuadra Centurión Drialos | Guanteletes del Infinito


Cuando salieron las nuevas miniaturas de los Centuriones la verdad es que no me gustaron nada. Ese aspecto rechoncho y apelmazado no me convencía nada. Pero luego fui viendo algunas transformaciones interesantes por internet y me animé a hacerme con unos para probar, eso sí, salidos del extremo oriente, porque si no son absurdamente caros.

Me llevé una gran alegría porque cuando los pedí (costaban menos de 1/3 de su precio original) creía estar pidiendo 3 de ellos, sin darme cuanta de que había una oferta según la cual me enviaron 6 cuerpos, que combinados con todos los bits que traen las matrices, me permitieron montarme dos unidades de 3 Centuriones. A unos 3 € la miniatura, fue un buen negocio.


Una de las ideas que ví por algún blog fue la de ponerles unos cascos de armaduras MKII, que creo que les da un aspecto mucho mejor ya que a mi los cascos originales me parecen horribles. Eso sí, tuve que ponerles un pequeño trozo de plástico en el cuello para que los cascos no quedasen hundidos entre los hombros, como ocurría en su posición original.


Otro pequeño cambio fue no ponerles los cables que normalmente unen por detrás las armas con los hombros. No solo me parecen un engorro de colocar y pintar, si no que creo que no aportan nada a la miniatura más allá de limitar la posición en que se pueden colocar los brazos. Como yo además quería poder variar algo esta posición, pues directamente prescindí del cableado.


En mi tienda habitual me dieron otra idea que creo que aporta bastante a estas miniaturas, y fue el añadirles algo en la cintura que separase un poco el torso de las piernas, estilizando así la forma del Centurión. Como decía al principio, lo que no me gustaba nada de las miniaturas era su aspecto achaparrado, así que acogí esta idea con entusiasmo, y creo que ha mejorado bastante su aspecto.


Para terminar otra cosa que creo que contribuye a este aspecto achaparrado es la armadura de las pantorrillas y los pies, que les da un aspecto como de elefante obeso, así que simplemente recorté esta parte, dejando a la vista los sistemas hidráulicos de esta zona. Con todo esto no es que se hayan vuelto las miniaturas más bonitas del mundo, pero para mi gusto han mejorado mucho, o al menos son mucho más estilizadas. 

Esta primera escuadra la he armado con cañones láser porque me parece la configuración que mejor queda y porque es lo más propio de unos descendientes de los Puños Imperiales. Por lo demás estas miniaturas las he pintado como pertenecientes a la IX Compañía (con el escudo azul con línea blanca que así lo atestigua) ya que, según el trasfondo del capítulo, estas armaduras solo las emplea la compañía de devastadores, que es una de las más condecoradas del capítulo y que tiene una mayor importancia de la que el Codex Astartes le concede. De hecho no se trata de un compañía por la que pasan los marines para formarse en el uso de las armas pesadas, si no que a ella se destinan los que han demostrado mayor precisión en su manejo.

3 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Pues aparte del buen negocio, creo que también has acertado con las modificaciones. Son menos "tochete" y más exoarmadura.
Me gusta mucho como te han quedado y apoyo fielmente la elección de cascos, están mucho mejor.
Enhorabuena por los nuevos fichajes.

Suber dijo...

Yo he de reconocer que el modelo no me gusta, son unas minis que no me dicen nada. Sin embargo también te digo que lo de las cabezas es un acierto y que has hecho muy buen trabajo :)

Will dijo...

Muchas gracias a ambos!!

Publicar un comentario