Google+

29 mar. 2014

Los kroots del Clan Shaka | Bólteres & Mazmorras

Ya hacia seis días que la expedición de caza había abandonado el pantano. Las nubes rojas asomaban en el horizonte y pronto el ganduá, la estación de los vientos, comenzaría. Si el rey Shaka y sus cazadores no regresaban antes de que eso ocurriese, el pueblo del pantano estaría perdido.

La partida de caza de clan Shaka con el rey al frente
En la mañana del noveno día, cuando las esperanzas de que la partida de caza regresase casi se habían agotado, los ladridos de los mastines del poblado anunciaron la esperada vuelta. El Gran Kroot Shaka comandaba el grupo cargado con la cabeza de la gran bestia reptiliana. Tras él los cazadores arrastraban las carretas con la carne que alimentaría a la tribu durante las próximas semanas.

Lo primitivo de sus armas se compensa con un valor que raya en la temeridad
Toda la tribu se reunió alrededor de la chisporroteante hoguera, los mastines se amontonaban junto al fuego y los guerreros relataban las gestas vividas durante la partida. El jefe Shaka sin embargo parecía absorto mirando al cielo. En sus manos el papel arrugado que había recogido en la valija espacial días antes de salir de caza.

Los temibles mastines kroot
"En nombre de los viejos lazos que unieron nuestros destinos en el campo de batalla, en el que tu salvaste mi vida y yo salvé la tuya tantas veces que ni las estrellas bastan para llevar la cuenta, me  atrevo a pedir tu ayuda de nuevo. Mi situación es extrema y necesito de tu coraje y consejo así como de la fuerza y valentía de tu gente. Tu hermano de caza Shab'O'tai"

Shaka miro a su alrededor y tomo una decisión. No podía hacer oídos sordos a la petición de ayuda de su hermano de caza. La estación roja mantendría aislado en el pantano a su gente durante semanas y su labor como jefe se limitaría escuchar los chismorreos del poblado y servir de juez en las disputas nacidas del aburrimiento y la inactividad.

Oprimió el botón señalizador de la valija y se preparo para elegir a los hombres que le acompañarían. Cuando la nave tau llegase todo debía estar preparado.

El último de mis refuerzos para B&M, una escuadra kroot. Me ha molado un montón pintarlos, las miniaturas están realmente curradas para ser unas minis de plástico de una tropa de línea. Para el Gran Kroot simplemente le he añadido una capa hecha con masilla para diferenciarlo.

1 comentarios:

Guerk el Otro dijo...

Me guztaaaaa! yo ya mismo empezaré con mi segunda escuadra de kroots xD

Publicar un comentario