Google+

7 nov. 2013

Bólteres y Mazmorras | En defensa del Bien Supremo


"Después de que  los humanos mecánicos frenaran su expansión, los Eliminadores de Sah'O'Botai se vieron obligados a replegarse sobre su centro de comunicaciones, pues este se encontraba en el vector de aproximación del enemigo. Sin embargo los nodos de comunicación se encontraban dispersos por la zona y corría el riesgo de que el enemigo los destruyera antes de que los Tau pudieran protegerlos.


Consciente de que los soldados del Mechanicum tratarían de rodear su posición, Sah'O'Botai mandó una escuadra de Sombras en vanguardia para que se posicionara junto a uno de los nodos, mientras él y sus guerreros equipados con armaduras Crisis se disponía a terminar con las amenazas que se acercaran a  su base de operaciones.

Como había previsto el comandante, los humanos avanzaron rápidamente hacia le nodo que había quedado desprotegido, y aunque las sombras trataron de interceptarlos, no pudieron evitar que lo destruyeran, aunque se cobraron cumplida venganza al exterminar a muchos de ellos con sus cañones rotativos.

El Mechanicum avanza hacia el objetivo...
...consiguiendo destruirlo en presencia de las Sombras...
...que eliminan a muchos de los Skitarii para esconderse a continuación
 Mientras tanto la tensión crecía en la base de operaciones Tau ante el inminente asalto del enemigo. Los autómatas Thallax avanzaban hacia el núcleo defensivo cuando un intenso destello apareció tras los guerreros Kusai. Una vez más los auxiliares Velites del Mechanicum habían usado sus dispositivos de desplzamiento disforme para aparecer en su retaguardia. Repentinamente se vieron asediados por ambos lados, recibiendo los disparos de los Velites, que rebotaban inofensivamente en sus armaduras, por la retaguardia, mientras que los Thallax les asaltaban frontalmente. Los jóvenes guerreros equipados con armaduras Crisis se defendieron valientemente frenando en seco a sus enemigos, aunque no podrían aguantar mucho más.

Los Kusai, rodeados
El  asalto de los Thallax es frenado
Sah'O'Botai comenzaba a temer que sus tropas no podrían desbaratar el ataque de la Tecnoguardia, pero la llegada de sus reservas le dio nuevas esperanzas. Dos unidades de Guerreros de Fuego se dispusieron a defender otro de los nodos mientras la segunda unidad de Sombras se posicionaba en la retaguardia de los Velites. Sin embargo la situación debería empeorar antes de mejorar, pues los Velites destruyeron otro de los nódulos, mientras los Thallaz hacían huir a los Kusai que sin embargo pronto recuperaron el valor y se giraron de nuevo hacia sus enemigos.

Los castafugos defienden el nódulo de comunicación de la base Tau
Los Velites se encargan de destruir otro de los nódulos...
...pero se ven rodeados por el enemigo
Era el momento del contraataque Tau y el poder de sus armas se hizo notar. La potencia de fuego de los Kusai unida a la de Sah'O'Botai y las Sombras exterminó a los Velites, para a continuación dar buena cuenta de los Thallax cuando estos trataron de asaltar al comandante, haciendo gala de la disciplina y entrenamiento Tau en la defensa.

Los Velites desaparecen del mapa...
...y los Thallax son eliminados en el fuego defensivo
Las posibilidades de la Logia Lemnia de sacar algo en claro de aquella incursión eran cada vez más remotas y Kniester-Saal, que había llegado con mucho retraso ala zona de operaciones acompañado de sus Pretorianos, lo sabía. De modo que se lanzó en una carrera desesperada hacia el nódulo más desprotegido. Sin embargo esto les obligó a cruzar por la zona de mayor influencia enemiga y hacer frente a los Kusai que les salieron al paso. Aunque los pretorianos los rociaron de prometio y trataron de asaltar a los jóvenes guerreros Tau, la potencia de fuego de estos se hizo evidente una vez más y el Archimagos y su guardia fueron derrotados. Los Tau magullados, pudieron celebrar la victoria y concentrarse en ampliar su sistema de comunicaciones."

Los Kusai cierran el paso a los Pretorianos y el Archimagos...
...frustrando sus pocas opciones de victoria

A mi personalmente me encanta esta misión, sobretodo por lo original que es. En ella se sitúan 1d3+2 objetivos. Estos deben ser destruidos por el atacante (se consideran vehículos de blindaje 11 que se destruyen con un impacto al menos superficial) que obtiene 1PV por cada uno que destruya. Sin embargo cada uno que siga en pie  al final de la partida da 1PV al defensor. Al principio parece un chollo para el atacante porque inevitablemente hay objetivos que se quedan sin defender, pero según pasan los turnos cada vez es más interesante. En esta ocasión, a dos turnos para el final íbamos 2 a 2 a objetivos pero los Tau tenían primera sangre, así que tuve que arriesgar con mi general que fue eliminado dejando la batalla en 4 a 2 para los blanditos habitantes del este galáctico.

1 comentarios:

Jorge Garcia dijo...

He de reconocer que tanto en esta como en el anterior enfrentamiento con el Will estuve muy llorón, como bien dice Will, al principio me daba la impresión de que los atacantes se podían llevar esta misión muy facilmente.

Segun se desarrolla te das cuenta que al defender puedes permitirte mantener juntas tus tropas y eso me permitió concentrar el suficiente fuego como para librarme de los ataques relámpago del Will.

Publicar un comentario