Google+

15 jun. 2013

Bólteres y Mazmorras | Zone Mortalis


En el extremo este de la galaxia existe un conjunto de sistemas, raramente accesibles a través del inmaterium y aun inexplorados por el Imperio del hombre, conocido como la demarcación Ruares. Entre ellos destaca el denominado Beta-R, un sistema binario en torno a dos pequeños soles de un intenso color rojo, cuya órbita más externa está ocupada por un pequeño planeta conocido como B.R.5, un cuerpo celeste helado e inhabitable, pero portador de un secreto como la galaxia no ha visto en muchos milenios.

En el año 999.M41 las constantes fluctuaciones del Epíreo han permitido el acercamiento a la demarcación y son tres los candidatos a conocer los misterios que oculta...

La Guardia de la Muerte.

Las sorprendida XIV legión, tras su viaje de 10.000 años, solo había podido encontrar una pista para esclarecer lo ocurrido. Como una reverberación del espacio disforme los navegantes de la flota pudieron seguir las emisiones de una fuente de energía desconocida que sin duda estaban relacionadas con la singularidad que habían atravesado. Sus vibraciones y reflejos, como ellos los describían, tenían algo en común que no podían describir. El enfurecido primarca, impaciente por saber quien era el responsable del destino que había sufrido su legión envió al grupo de combate Vigor Mortis de la quinta Gran Compañía a investigar el planeta origen de estas emanaciones, un pequeño planeta helado en la zona más externa de un sistema binario situado a pocas semanas de viaje por le espacio real.


El Mechanicum.

En el puente de mando de la Dvorak Recordis, la nave insignia de la Flota Lemnia, el Archimagos Kniester Saal creyó sentir algo análogo a lo que los humanos sin modificar conocen como la sorpresa cuando las lecturas de retorno de los auspex de largo alcance demostraron la inconfundible marca de la mano humana en el planeta más cercano al punto de salto que habían empleado para volver a la realidad. Se encontraban en una región inexplorada y no colonizada según figuraba en todos los archivos. Sin embargo aquellas construcciones subterráneas surcaban toda la corteza del planeta. Los datos atmosféricos y orbitales indicaban que se trataba de un planeta inhabitable por lo que de algún modo se había colonizado bajo la superficie, probablemente en busca de algún recurso aún por descubrir. Todo aquello era muy interesante y sin duda sería objeto de futuros análisis cuando se encontrara en la soledad de su reclusiarium, pero había algo en las señales que realmente había conseguido despertar el último vestigio de humanidad que quedaba en él. El planeta contaba con claros signos compatibles con construcciones humanas pero estas no eran terranas, sin duda alguna se trataba de un mundo colonizado por las flotas expedicionarias marcianas, un mundo forja anterior a la Gran Cruzada y nunca descubierto, un receptáculo de la sabiduría de tiempos remotos y una ruta hacia el conocimiento.


El Imperio Tau.

Son escasos los navíos Tau que se adentran más allá de la tercera esfera, solo los elementos de exploración mejor preparados son enviados en busca de nuevas rutas de expansión. Entre ellos destacan los Eliminadores de Sha' O' Botai. Su labor en la colonización de Firos XI, un hostil planeta cubierto de hielos y surcado por ríos de lava fruto de su inestable corteza, pero repleto de ricos depósitos de Gauss, les había valido numerosas condecoraciones y el reconocimiento del consejo. Su comandante se había canjeado la fama de ser un dotado estratega con una tendencia contestaria y heterodoxa, que aunque le había dado buenos resultados hasta la fecha, hacía recomendable mantenerlo alejado de los núcleos poblacionales del sistema.
Así, tras muchas semanas de escrutinio de los sistemas que habían alcanzado, en los que lo único que habían detectado sus escáneres habían sido rocas muertas sin ningún valor material o estratégico, por fin parecían haber encontrado algo que mereciera la pena en un pequeño sistema binario que aun no aparecía en los mapas del espacio cartografiado. Las sondas de geobarrido solo habían mostrado más planetas sin atmósfera de escaso interés, pero cuando analizaron el espectro astro energético del sistema su planeta más excéntrico, un pequeño cuerpo celeste que fácilmente podría haber pasado desapercibido, brillaba con la luz de una supernova. Sin duda algún tipo de tecnología desconocida estaba emitiendo aquellas radiaciones y, valorando las características climatológicas de la superficie, debía existir algún tipo de construcción subterránea que lo albergara. Por fin los Eliminadores tenían un nuevo objetivo.


Este es el punto de partida de nuestra nueva saga de juego y pintura una vez estamos a punto de terminar con A Cara de Perro.

En esta ocasión seremos tres los que nos embarquemos en este proyecto con el que esperamos llegar a tener, al menos, una fuerza de 1000pts basada en infantería. Este límite de puntos se debe a que en esta ocasión no jugaremos partidas de WH40K estándar, si no que emplearemos nuestro recién terminado set de Zone Mortalis (ZM) para decidir el destino del planeta B.R.5

Para empezar hemos decidido pintar cada uno 500pts con los que empezar. Estos deben cumplir las condiciones necesarias para participar en los dos tipos de partidas que permite ZM. Esto quiere decir que todos debemos contar con un CG, una unidad de línea, y una unidad de élite, ya que estas últimas son necesarias para ser el atacante en determinadas misiones y además siempre son unidades que puntúan.

El desarrollo de la campaña será más que nada narrativo y probablemente vayamos cambiando las normas a lo largo de la misma para adaptarlas a nuestras necesidades. Sin embargo un punto de partida es necesario y el sistema que hemos decido emplear es este:

- La escalada contará con tres rondas, a 500, 750 y 1000 puntos respectivamente.

- En cada ronda todo participante jugará dos partidas contra cada unos de los otros dos generales, y las rondas finalizarán con una partida a tres bandos.

- La primera partida de cada ronda que se juegue contra cada contrincante será del tipo Encounter, es decir, sin atacante ni defensor. A continuación se volverán a enfrentar pero en esta ocasión con un escenario tipo Assault, en el que el vencedor de la primera partida será el atacante y el perdedor el defensor.

- Por cada victoria en estas partidas preliminares los jugadores contarán con un punto de estratagema en la batalla multijugador que cerrará cada ronda.

- A 500pts los jugadores contarán con 0 puntos de estratagema de base a los que añadirán los obtenidos por cada victoria. A 750pts contarán con 1 y a 1000pts con 2.

- Toda miniatura o marcador que se emplee para representar estratagemas debe ser pintada antes de poder emplearse en batalla.

Para decidir el ganador de la campaña emplearemos un sencillo sistema de puntos de victoria (PV) que se obtendrán al final de cada ronda, y que esperamos que mantenga la tensión hasta la resolución de la campaña. Los PV se obtendrán por vencer en la partida multijugador y dependerán de la ronda en la que nos encontremos:

- En primera ronda se obtendrá 1 PV.
- En segunda ronda se obtendrán 2 PV.
- En tercera ronda se obtendrán 3 PV.
- En caso de empate se decidirá el ganador en un enfrentamiento final.

Ya solo nos queda empezar a matarnos entre los lúgubres pasillos de las mazmorras de B.R.5 y ver quién es el que descubre el secreto que guardan en sus profundidades.

4 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Me encanta la pinta que tiene. Muy chulas las minis de las tres facciones y un trasfondo curradísimo.
No pienso perdérmelo

Will dijo...

jeje contigo da gusto!! siempre tenemos al menos un expectador fiel!!

Gracias!

Von Speek dijo...

Que gozada de campaña, escenario y minis. Disfrutarla!

Will dijo...

Gracias Von!!! Si alguna vez quieres echarte un Zone Mortalis invitado quedas, aunque las motos no son lo mejor para los enrevesados pasillos!!

Publicar un comentario