Google+

28 jun. 2013

Bólteres y Mazmorras | Sagrario del Omnissiah


"En cuanto las unidades C.A.T. comenzaron a explorar los pasillos de las construcciones subterráneas, las sospechas del archimagos quedaron confirmadas. No cabía duda de que se encontraban en un planeta colonizado por las exploraciones del Mechanicum durante la Era de los Conflictos, hacía más de diez mil años. Los niveles superiores no contenían ninguna otra información de utilidad y sería preciso profundizar más para poder descubrir los increíbles secretos que contenían aquellas catacumbas, de modo que se adentró en las profundidades con una fuerza de exploración cuando comenzaron detectar movimiento en la inmediaciones, fuese quien fuese había profanado un suelo vetado para aquellos no iniciados en el culto de Marte.

El tablero, en esta ocasión decidimos marcar las posibles entradas en cada borde con las flechas del Space Hulk
Los contactos hostiles parecían estar desplegándose para rodear a la tecnoguardia, por lo que Kniester; acompañado por sus pretorianos, se adelantó a la fuerza principal tratando de aislar al grupo de enemigos más cercanos.

El archimagos junto a su guardia pretoriana
Los Tau se situaron en las esquinas de su zona de despligue, con los casta fuego en un lado...
...y su comendante en el otro.
Cuando la fuerza de choque del Mechanicum avanzaba nuevos contactos aparecieron a su espalda, parecía que el enemigo había empleado otra ruta para rodearles y hacerles caer en su trampa.
El sonido de los disparos reverberaba entre los estrechos pasillos cuando los enemigos que aun no habían podido identificar trataron de abrir fuego contra los pretorianos, pero los sistemas de camuflaje de estos los hacían unos blancos muy difíciles. Consciente de que su única posibilidad era atravesar aquella zona cuanto antes el archimagos mandó a sus pretorianos por delante mientras retrocedía para enfrentarse a la nueva amenaza de la retaguardia.

Un equipo de sombras aparece en la retaguardia de los pretorianos
En ese momento los refuerzos del Mechanicum hicieron acto de presencia y rápidamente se movilizaron para hacer frente a las amenazas que se cernían sobre ellos. Apoyando el avance de los pretorianos apareció un manípulo de Hypaspistas al que se unió el propio archimagos, mientras en el otro flanco las tropas de asalto del ordo Myrmidae se posicionaron para cortar el paso a los nuevos contactos enemigos que habían aparecido por la zona.

La llegada de los refuerzos del Mechanicum
Con todas las cartas sobre la mesa ambas fuerzas trataron de posicionarse para lograr una ventaja vital en el enfrentamiento que se avecinaba. Por un lado los Hypaspistas acompañados de su general consiguieron aislar a un grupo de enemigos para descubrir que se traba de los tecnológicamente aberrantes Tau. Armados con sus hachas bendecidas por el Dios Máquina, Kniester y el tribuno de sus Skitarii, descuartizaron sus enemigos sin piedad mientras el archimagos ordenaba el asalto en todas las posiciones.

La tecnoguardia da buena cuenta del equipo de sombras
En el flanco opuesto, la movilidad de los desplazadores gravídicos de los Velites hacía inefectivos los intentos de los Tau por ocultarse y pronto las tropas del Mechanicum vieron su oportunidad para caer encima del enemigo. Sin embargo, en el último momento la oscuridad ocultó al equipo de sombras y los Velites no pudieron llegar al combate. Un presa que se escapaba.

Los Velites no llegan al asalto frente el otro equipo de Sombras
Sin embargo los soldados de la Casta del Fuego no tendrían tanta suerte y sus maniobras para evitar a los pretorianos resultaron inefectivas siendo masacrados por la élite de la Tecnoguardia. Viendo todo su apoyo masacrado el comandante Tau no tuvo más remedio que huir tratando de plantear batalla en una posición más adecuada para la defensa."

Los últimos momentos de los guerreros de la Casta del Fuego
En esta ocasión los Tau, obligados a avanzar ya que el objetivo de la misión consiste en terminar con unidades que puntúan en la zona de despliegue enemiga, no pudieron sacar tanta ventaja de su infantería a reacción y sufrieron su primera derrota a manos de las fuerzas de la Logia Lemnia. Ahora los xenos deberán defender su territorio.

0 comentarios:

Publicar un comentario