Google+

24 jun. 2013

Bólteres y Mazmorras | Cazando sombras (II)

"Tras el primer encuentro con las desconocidas formas de vida alienígenas, las tropas del grupo de combate Vigor Mortis se replegaron hacia los niveles que habían asegurado en torno al punto de acceso que habían empleado para entrar en el sistema subterráneo. Sin embargo pronto vieron como las señales biométricas se acercaban a sus posiciones. La orden de exterminio llegó a través de las defectuosas comunicaciones y las escuadras se desplegaron para hacerles frente.

La escuadra de asedio Sepultura se prepara para el combate...
...mientras los Tau preparan su emboscada
Mientras la escuadra Sepultura avanzaba hacia las señales enemigas, dispuestos a revelar su identidad cuanto antes el capitán Kurgan cubría otra ruta de acceso tratando de atrapar a los xenos en un movimiento de pinza que terminara con la ventaja de su movilidad. Sin embargo en cuanto los astartes giraron la primera esquina comenzaron a sufrir bajas ante el fuego de fusión de los enemigos.

Las armaduras miméticas emboscan a los mmarines
A pesar de los hermanos caídos la doctrina de combate de la Guardia de la Muerte exige seguir avanzando y los marines, tratando de protegerse tras sus escudos de asedio, mantuvieron el ritmo esperando poder aplastar los cráneos de los malditos alienígenas. Si embargo el fuego se fue intensificando cuando un segundo contacto enemigo se situó en posición de ataque, hasta que finalmente la escuadra Sepultura fue eliminada.

La escuadra Sepultura cae bajo el fuego cruzado enemigo
Mientras sus soldados se veían superados por el ataque de los xenos el capitán Kurgan avanzaba hacia un nuevo contacto que había aparecido en el auspex. A pesar del inmenso volumen de su armadura de exterminador recorría los pasillos a grandes zancadas empuñando su guadaña con fuerza deseando que llegase el momento en el que la empleara para decapitar a los alienígenas.

Kurgan avanza mientras nota la rabia crecer en su interior
De improviso obtuvo por fin contacto visual con el enemigo. Tras una esquina se podía vislumbrar parte de lo parecía ser algún tipo de autómata dotado de la proscrita inteligencia artificial. Decidido a purgar las faltas de su compañía en la derrota anterior cargó con el nombre su primarca en los labios.

¡Contacto visual!
Cuando el capitán giró la esquina para enfrentarse al enemigo pudo comprobar que no se trataba de autómatas, si no de unos enclenques seres de piel azul y equipados con una tecnología totalmente desconocida que sin embargo no era rival para la guadaña de energía de Kurgan.  Descargando su frustración descuartizó a sus enemigos sin compasión hasta que, bañado por su sangre alienígena, fue consciente de que todos habían muerto.

Kurgan da buena cuenta de los guerreros de la casta del fuego
Las comunicaciones estaban en silencio y las runas identificativas de sus hombres se encontraban en el color rojo que indicaba que habían caído en combate. Una vez más el enemigo les había vencido, aunque al menos esta vez tenían algunos especímenes, descuartizados pero reconocibles, para diseccionar y saber a que se enfrentaban."

Tras los dos enfrentamientos de rigor entre los Tau y la Guardia de la Muerte, los primeros llevan una clara ventaja de 2 puntos de campaña tras dos sendas victorias. Ahora deberán enfrentarse a la tecnoguardia del Mechanicum...

2 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Veo a los Tau muy finos, aunque la lista de marines de la herejía me inspira mucha confianza.
Sólo pienso: Cuánto le costaría a Kurgan contratar a loz ezcombreroz?

lcd dijo...

Jajaja. Muy bueno!!
A los ezcombreros aun les quda por dar la talla una última vez en Helicarnaso.
Proximamente en los mejores cines

Publicar un comentario