Google+

17 abr. 2013

Sabotaje por el Bien Supremo | Zone Mortalis


"Cuando los primeros exploradores de la Casta de la Tierra se habían establecido en el planeta no existían más que milenarios restos de la antigua presencia humana en él y nada hacía pensar que este fuese importante para su Imperio. Sin embargo hacía ya una semana que la enorme nave gris y dorada en cuyo mascarón podía verse tallado en adamantium un titánico puño cerrado de forma amenazante había aparecido en la órbita desatando todo su poder de bombardeo sobre la superficie sin que las llamadas al diálogo de los Tau hubiesen tenido ninguna respuesta. Era necesario acallar sus baterías antes de que toda la colonia quedase reducida a ruinas.

Un equipo de guerreros de a casta de Fuego realizó una arriesgada maniobra de abordaje cuando las armaduras miméticas infiltradas consiguieron abrir las compuertas del hangar. Rápidamente comenzaron a avanzar hacia la sala principal de los que los humanos llamaban espíritu máquina y que parecía ser algún tipo de procesador de datos que automatizaba el bombardeo de la superficie. Sin emabrgo los informes recogidos aseguraban que se encontraba defendida por unas enormes puestas cuyos sistemas de seguridad deberían ser desactivados previamente."

El equipo de abordaje se despliega en el interior de la nave de los Guanteletes del Infinito 
Para esta partida diseñamos un escenario que nos permitiría usar algunos de los objetivos que hemos construido para el Zona Mortalis. En primer lugar los Tau debería acceder a la consola del cogitador de los sistemas de seguridad para abrir las puertas que llevaban al centro regidor del espíritu máquina. Para ello que una miniatura debería emplear todo un turno en contacto con él sin hacer nada más. Para ponerles algo más fácil la misión, ya de por si peliaguda, situamos junto al cogitador un sistema de teletransportación que la escuadra podría usar para redesplegarse por despliegue rápido en cualquier punto del tablero a un máximo de 30 UM de su posición.

La consola del cogitador de seguridad (derecha) y el dispositivo de teletransporte (izquierda)
En la otra esquina del tablero situamos la sala principal del espíritu máquina tras las imponentes puertas de seguridad que defenderían los Guanteletes del Infinito.
Una vez abrieran las puertas deberían llegar hasta el centro de control del espíritu máquina para sabotearlo pasando una vez más todo un turno en contacto con él. La misión era difícil pero el fuerte componente narrativo la hacía muy interesante de jugar:

Los Guanteletes establecen su perímetro defensivo
"Los guerreros de la Casta del Fuego avanzaron por un pasillo auxiliar esperando servir de señuelo para los auspex de la escuadra más cercana. Esta, atraída por las extrañas señales que captaba, fue emboscada por los Tau que terminaron con dos de sus miembros sin que el tercero pudiese discernir de donde venía el fuego gracias a los silenciadores de alta tecnología de los xenos. SIn embargo el aislado hermano de batalla continuó avanzando por le pasillo hasta encontrarse con los intrusos sobre los que se lanzó sin dudarlo dos veces. Sin duda el poder en combate del marine espacial superaba al de sus enemigos, pero la gran cantidad de ellos a los que tuvo que hacer frente fue demasiado para sus habilidades y estos terminaron con su vida antes de que pudiera dar la alarma.

El hermano superviviente de la emboscada cae en combate contra los Tau (el famoso bofetón Tau ataca de nuevo!!)
Preocupados por la falta de respuesta de la escuadra eliminada y por la repentina activación de la trampa láser que cubría el pasillo, sus hermanos de batalla avanzaron hacia su última posición siendo recibidos por el fuego de fusión de las armaduras miméticas que derribaron a uno de ellos. Conscientes ya de que estaban siendo atacados retrocedieron para establecer una defensa coordinada, por lo que, cuando los invasores xeno giraron la penúltima esquina antes de llegar a la consola de mando, fueron recibidas por fuego de bólter concentrado que terminó con las dos armaduras miméticas.

Las miméticas caen ante la potencia de fuego de los marines
Privados de sus armas de fusión los guerreros de la Casta de Fuego se vieron obligados a parapetarse tras las escasas coberturas, pero solo fue cuestión de tiempo que el resto de escuadras de marines convergieran en la zona terminando con la amenaza gracias a su disciplinado fuego cruzado."
El abordaje Tau es rechazado

1 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Complicada misión para los Tau, pero es un reto que cualquiera aceptaría.
Ánimo con el curro de Zone Mortalis

Publicar un comentario