Google+

14 mar. 2013

Granito y Obsidiana | Enemigo inesperado

"Alarmado por las noticias de la invasión, Andrej Volchev emprende el regreso hacia Ereskgrado desde la cercana ciudad de Ferlangen en la que se encontraba planificando con el conde Von Raukov las acciones destinadas a limpiar las montañas centrales de los cientos de bandas del caos desperdigadas tras el asedio de Middenheim.

Usando la ruta más corta posible guiado por los montaraces de la corte, atraviesa las quebradas con un contingente de refuerzo y suministros para la ciudad que pronto puede ser asediada.

Si embargo cuando ya solo una jornada de viaje le separa de su destino, los exploradores regresan alarmando de la presencia de un gran contigente de Hombres Bestia, salidos de los bosques cercanos, que les cierran el paso.

Las líneas de batalla se aproximan
Rápidamente los hombres del imperio, refuerzos traídos del ejército del propio conde, rodean los carros del convoy dispuestos a hacer frente a sus enemigos. Con la caballería, dirigida por el burgomaestre, desplegada en el flanco derecho, el flanco izquierdo queda en manos de los grandes espaderos, con el grueso de las fuerzas situadas en el centro y apoyadas por la artillería.

Mientras contemplaban como los horribles seres mutados del Caos se aproximaban, los soldados de Volchev escuchan sorprendidos el sonido de los cuernos que desvelaban la aparición de más de aquellas criaturas en su flanco derecho. Si perder un momento los nobles caballeros espolean a sus monturas hacer frente a esta nueva amenaza.

La caballería rodea a la fuerza de flanqueo enemiga
El avance de los hombres cabra es inexorable y poco puede hacer la escasa artillería de Volchev para frenarles. Mientras la caballería pierde un tiempo precioso en terminar con la amenaza del flanco derecho, el resto de los atacantes se lanza contra la línea imperial sin verse amenazados por el contraataque de las fuerzas montadas. Parece que Volchev ha caído en la trampa de su enemigo y sus soldados lo pueden pagar muy caro. El combate se hace cada vez más sangriento, pero a pesar de verse atacada por horrible y enloquecidos seres mutados que despedazan los humanos sin compasión, la línea imperial aguanta. Si lo hace el tiempo suficiente quizá la caballería pueda llegar a tiempo de decantar la batalla a su favor.

La línea imperial aguanta la carga de los Hombres Bestia
El valor de los soldados de Volchev se hace evidente pero finalmente cede ante el asalto inflexible de sus enemigos que en su persecución se lanzan sobre los carros de suministros sin que la caballería pueda hacer nada para impedirlo. Mientras tanto la guardia del conde es masacrada hasta el último hombre, que orgullso levanta el estandarte del regimiento en forma de desafío antes de ser finalmente decapitado.

La última muestra de valor de los Grandes Espaderos
Desesperado por vengar a sus hombres Volchev lanza a sus caballeros del norte contra la escolta del caudillo enemigo. Sin embargo el ímpetu de su carga pronto se ve frenado por los enloquecidos seres de los bosques que emplean sus enormes hachas para derribarlos de sus monturas y despedazarlos hasta que se baten en retirada. Todo está perdido, y Volchev, gravemente herido es llevado por los escasos supervivientes de vuelta a Ferlangen. Ereskgrado deberá resistir sin su liderazgo o caer para siempre."

La desesperada carga final de la caballería

1 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Os he dejado en el mail un proyecto de colaboración A Cara de Perro y La Muerte tenía un Pezio.
Ya me contaréis qué os parece...
Un saludo.

Publicar un comentario