Google+

15 dic. 2012

Fotoinforme: estrenando Zona Mortalis

El otro día estrenamos el tablero de zona mortalis con dos enfrentamientos entre marines traidores, los portadores de la palabra de will, consistente en las miniaturas del caos del Venganza Oscura (señor del caos + 6 elegidos con armas CC varias + 2 unidades de 10 cultistas) y una unidad de 7 exterminadores al mando de un hechicero, contra mi fuerza de Mil Hijos: hechicero nivel 2´tres escuadras de 9 mil hijos con su hechicero correspondiente y dos unidades de un arrasador.

PRIMERA BATALLA
Cinco objetivos, uno en cada cuadrante de valor 1 y otro en el centro del tablero que vale 3 puntos. Will gana la tirada para elegir lado y elige el superior de las fotos, que le permite acceder con facilidad al objetivo central. Quedan en reserva: sus elegidos con el señor, una de cultistas, mis arrasadores y una unidad de mil hijos.

Primer turno
Sus exterminadores avanzan por el pasillo hacia el objetivo central, mientras sus cultistas se apelotonan sobre el objetivo superior derecho. Por mi parte avanzo lentamente (no poder correr va a ser un handicap todo el tiempo para mis tropas)


Segundo turno
Sigo avanzando y tomo el objetivo inferior derechocon la escuadra que acompaña a mi gran hechicero; entran desde la reserva mi última unidad de mil hijos y un arrasador, que decide arriesgarse a una teleportación quirúrgica en la habitación de los cultistas... que sale bién y le permite incinerar a toda la unidad con su lanzallamas pesado salvo a un cultista valentón que decide quedarse a luchar.
En su turno, los exterminadores de Will siguen avanzando hasta el centro del tablero (él si puede correr!!) y los elegidos entran para disparar a mi arrasador, haciendole una herida y preparándose para asaltarle el próximo turno.


Tercer turno
Mi arrasador, viendose en peligro, llama a su colega, pero falla al teletrasportarse y acaba en la esquina inferior dercha de las fotos, desde donde se pasará la partida intentando acercarse al combate (no volveremos a hablar de él, pero podeis seguir su paseo foto a foto); desesperado, no piensa con frialdad y, en vez de acabar con el cultista solitario que puntúa, dispara su cañon de plasma a los elegidos, matando uno e hiriendo al señor. El resto sigue avanzando de forma lenta y sistemática.
Will asalta a mi arrasador y lo mata, como era de esperar, a pesar de la marca de tzeentch. Los exterminadores se reunen junto a la puerta principal del complejo para asaltar a mis mil hijos en el próximo turno, pero con la puerta cerrada para evitarse unos disparos.

Cuarto turno
Llega el momento de mi jugada maestra!! Utilizando un poder de telekinesis que me permite teltrasportarme intento atacar por la espalda a los exterminadores con la unidad de mi general... y acabo en la habitación de al lado, sin poder hacer nada para ayudar a mi otra escuadra, que será masacrada por los exterminadores, perdiendo solo uno por su parte (es estupendo pagar tropecientos puntos para tener FP3 y disparar a tipos con S2+). Comienzo a desesperar...


 Quinto turno
...y como buen desesperado, tomo medidas desesperadas y teletransporto de nuevo la unidad, pero esta vez contra los elegidos; vuelvo a desviarme, pero veo a varios elegidos y al señor a través de la puerta, dejando a la unidad consistente en un señor con una herida y un elegido (por fin algo me sale bien!). Mientras, mi otra escuadra toma un objetivo sin apenas valor estratégico.
Dispuesto a asegurarse la victoria, Will mueve los exterminadores hacia el objetivo central (en el Zona Mortalis las élites puntúan) y a los cultistas hacia el superior izquierdo.


Sexto y último turno
Resumiendo, la partida acaba con una lucha cuerpo a cuerpo en la sala que vió los primeros muertos, donde pierdo a mi hechicero. Quedamos 5 a 1 para Will y sus marines blasfemos.



 SEGUNDA BATALLA

Mismos ejércitos. esta vez me toca defender 3 objetivos en el cuadrante inferior derecho. Usamos estratagemas (también lo hicimos en la previa pero no influyeron): un emplazamiento de lanzallamas pesado para mi, que coloco en el pasillo derecho (donde estan las manitas) y una baliza de teletrasportación para Will, que coloca en la habitación donde hay 2 objetivos. Mis reservas son las mismas que en la partida anterior, los portadores dejan a sus exterminadores y una de cultistas.

Primer turno
Y primer error, en vez de dispersarme por la habitación para evitar el despliegue rápido, me quedo estirado en una pared entre los dos objetivos. La otra escuadra de mil hijos cubre las dos rutas de aproximación desde un cruce.
Will avanza desde el centro del campo, con los cultistas por delante.


Segundo turno
Aparecen los exterminadores y diezman a la unidad de mi general a disparos (a saturación los mil hijos caen como todos los marines, pero por el doble de puntos). El resto de su ejército avanza por el pasillo inferior, acercandose a la única puerta que da acceso a la habitación con 2 objetivos, salvo los cultistas recien llegados que intentarán asaltar mi emplazamiento de armas

Tercer turno
Mientras sus exterminadores se meriendan a la escolta de mi hechicero y lo dejan a él con una herida, mis otras escuadras de mil hijos diezman a su infantería en el pasillo, quedando 2 cultistas y 3 elegidos, a los que cargo, confiando en mi superioridad numérica.
En el otro pasillo solo 4 cultistas llegan al combate con el lanzallamas, y alli se quedarán el resto de la partida.

Cuarto turno
Aparecen mis arrasadores, que disparan a los exterminadores sin mucho efecto. Estos, a su vez, deciden acudir en ayuda de su señor. A pesar de las numerosas bajas, la salvación invulnerable de los mil hijos les permite aguantar en combate

Quinto turno
Cargo con los arrasadores contra la retaguardia de los exterminadores, pero su paladin con garras y su hechicero los abaten antes de que puedan actuar. Concedo la partida.

MIS CONCLUSIONES:
Empiezo con mi ejército, muy trasfondístico pero mal preparado para este entorno, especialmente para lidiar con exterminadores. Los arrasadores se han comportado razonablemente, teniendo en cuenta que los he arriesgado desde el momento de su despliegue.
Sobre el zona mortalis, solo puedo recomendaroslo; es otro juego diferente, rápido y estresante. Creo que hacen falta más puertas o aperturas para las próximas partidas, pero ha estado genial. Me vengaré, sin duda (probablemente con mis nurglosos, o con un ejercito de eldar tipo Iyanden que estoy pensando)

Sin más, y a la espera de los comentarios de Will, me despido hasta la próxima.

3 comentarios:

Señor Serviorco dijo...

Sois unos cracks! Me encanta el zona mortalis, el entorno que representa y las alternativas que ofrece.
Acepto la recomendación y lo probaré.

Jose dijo...

Pues sí que sois unos cracks, y la sistemática de juego me parece muy interesante!!!!

Will dijo...

Joer tios, que somos muy tímidos y nos sonrojamos!!

Publicar un comentario