Google+

2 sept. 2011

Rey Piraña | Antagonista SOTC

“Arriba del Río Negro, los reinos del Rey Piraña. Nunca nadie lo ha visto pero el rumor de mil dientes... de mil dientes le acompaña. Cuídense del río, gringos... no se acerquen a sus aguas. No sean tontos, no hay riqueza ,... solo muerte .
Todos los que allí subieron se los llevó el Rey Piraña.”


Las rasgadas voces de los garinpeiros repiten historias como esta en el campamento minero al borde de la selva. Aunque las oscuras aguas del Río Negro arrastran pepitas que prometen filones colosales nadie se arriesga a internarse más allá de unos pasos en la espesura.

Los cadáveres de los que lo intentaron fueron los primeros en ser traídos por la aguas, devorados casí hasta el hueso. Solo sus ojos fueron respetados para dar testimonio silencioso del horror que les había atacado.

Llegaron los federales para arreglar el asunto. Un doctor, quizá el amigo de los Pjs, les acompañaba “No se preocupen” declaraba frente a los cronistas “yo, el doctor Malagua, me encargaré de acabar con esas alimañas, nada podrán hacer contra este mecanismo de mi invención lo llamo el Pisciraptor”.

Tres días después una vieja fue la primera en ver el tronco arrastrado por el rió y a Malagua aferrado a él. Semiinconsciente, con el cuerpo plagado de cientos de pequeños mordiscos. Su delirante testimonio fue el que comenzó a alimentar la leyenda del Rey Piraña.

El Rey

Debe elegirse un nuevo jefe, los Pirahú arrojan al río  todos los bebes de la tribu y aquel que es respetado por las pirañas es nombrado caudillo.

Como elegido del dios es criado por las tres Grandes Madres de la tribu.  Drogas, torturas y rituales de alteración corporal acaban forjando al adulto Rey Piraña. Las pirañas obedecen sus ordenes y su cetro, un largo y grueso arpón engarzado de dientes de piraña, le sirve como arma y símbolo de poder. Con los dientes afilados como navajas, capaz de pasar bajo el agua largos periodos de tiempo y con su cuerpo musculado y resbaladizo es un feroz y despiadado contrincante para cualquiera que se atreva a internarse en el territorio Pirahú.

Aspectos:  Dientes afilados · Señor del Río · Criado por las Grandes madres · Pirañas Negras · Elegido por los dioses ·  El cetro descarnador · Señor de los Pirahú ·
Habilidades: Survival (+5) Atletics, Endurance (+4) Fists, Intimidation, Weapons (+3) Mistery, Alertness, Resolve, Might (+2)
Proezas: Animal Friend y Call of the Wild (Pirañas), Minions(Pirañas Negras), Feel the Burn, Face the Pain

Pirañas negras

Los bebes arrojados al río aquellos que son atacados por las pirañas pero sobreviven se convierten en la guardia personal del monarca: los Pirañas Negras. Desnudos y con sus cuerpos deformados terriblemente por los mordiscos tiznados de negro acechan en la sombra crujiendo sus dientes. A una orden de su lider se lanzan como depredadores rabiosos dispuestos a destripar a sus enemigos con sus afilados dientes.

Calidad: +1 | Cantidad: 10 | Especial: Cuando son 5 o más añaden un +1 extra, a parte del bonificador habitual por grupo, durante 1d6  turnos. Representa una carga rabiosa y desesperada mordiendo y desgarrando.

T: Antagonista | M: Spirit of the Century | O: Selva

0 comentarios:

Publicar un comentario