Google+

8 ago. 2011

Karak-Ocho-Picos | Diario de Campaña


Los orcos de la montaña entraban en tromba en los primeros niveles de la fortaleza, como un rió tras el deshielo no dejaban nada a su paso. Pronto los goblins de Skarsnik se les unieron en la orgía de destrucción, las despobladas defensas enanas no eran rival para ellos y estos se replegaban hacia las entradas de la ciudadela.
El plan de Belegar era hacerles frente en "el desfiladero de los reyes", ante todo había que evitar que llegaran a mancillar la sala del trono con su presencia. Este estrecho corredor, flanqueado de inmensos precipicios subterráneos de dura roca, era una de las últimas defensas que los ingenieros habían diseñado al construir la fortaleza. Se trataba del único acceso posible para que un ejército entrase en la ciudadela de Karak-Ocho-Picos y el lugar perfecto para que una fuerza mucho más numerosa, como la piel verde, perdiese la ventaja de la superioridad numérica.
Los enanos dispusieron su orden de batalla, conscientes de que, si eran vencidos, sus sueños de recobrar la antigua grandeza de la capital de su imperio jamás podrían cumplirse.

Quinta Batalla:  
Fecha: 7/8/2011
Contendientes: Will vs. Fada.
Ejércitos: Orcos y Goblins vs. Enanos.
Puntos: 3000.
Misión: Batalla por el paso.
Vencedor: Will.

Con un descomunal grito, que se alejó rebotando en las paredes de roca hacia el interior de la montaña, los orcos se lanzaron al ataque. Entre las interminables filas de los pieles verdes destacaba un descomunal regimiento de guerreros que, al mando del infame Gorfang Rotgut, ocupaba el centro de la línea de batalla. Su flanco derecho estaba protegido por los eficientes orcos negros y en el extremo izquierdo se encontraban los goblins encargados de lanzar a las bolas de dientes conocidas como garrapatos contra los acorazados enanos. Entre las fuerzas de la fortaleza destacaban las dos unidades formadas por martilladores, Belegar había puesto toda l carne en el asador y alienado a toda su guardia personal.
La línea enana comenzó a escupir fuego y plomo, los orcos caían y los trolls ardían sin que su legendaria resistencia les valiera de mucho, pero los invasores seguían avanzando, parecía que nada los pudiera frenar.
Entonces, los orcos se detuvieron un momento ante los odiados barbudos y se hizo un tenso silencio, todo pareció pararse durante un segundo hasta que Gorfang señaló el momento del asalto. Los pieles verdes cargaron al unísono gritando con todas sus fuerzas.
Los enanos no estaban preparados para semejante demostración de brutalidad y su línea aguantó poco. Tras el asalto inicial esta se rompió en varios puntos. Mientras, los martilladores, se mantenían firmes, pero sabían que ellos solos no podrían hacer frente a toda la marea verde y pronto se vieron rodeados.
Ahora Skarsnik tendrían vía libre hasta el salón del trono, allí se decidiría el destino final de Karak-Ocho-Picos.

Tanteo de la campaña:

  • Fada: 6 pts.
  • Will: 15 pts.

0 comentarios:

Publicar un comentario