Google+

21 ago. 2011

Hector Krupp | Pj de la Llamada de Cthulhu


Hector nació en una villa en el condado de Surrey, al sur de Londres. Su padre Hermann Krupp, un médico de origen alemán desde que puso un pie en suelo inglés se dedicó a trabajar duró para medrar en la sociedad. Hermann se casó con la joven hija de un hacendado y renunció a su herencia germánica para integrarse totalmente en su país de adopción. Su vida en Alemania había sido dura tras el hundimiento de su emporio industrial por los vaivenes de la formación del estado alemán.

Hector se crió en una en una hacienda sin casí ver a su padre disfrutando de las aventuras que una villa de provincias le ofrecía, juntandose con los hijos de los campesinos a pesar de los deseos de su madre y escapandose cada noche para explorar los bosques.

Cuando preguntó a su padre sobre Alemania y sus abuelos, Hermann siempre se negó a contarle nada diciendole que debía olvidarse de su pasado y que él ahora era un inglés. Esto no hizo más que aumentar su curiosidad y cuando descubrío un viejo baul en el desván con antiguas fotos y pertenecias de su abuelo quedó fascinado por el antiguo esplendor de su familia.

Cuando cumplió los doce años fue enviado a Londres a estudiar. Comenzo a leer todo lo que pudo encontrar sobre alemania y su historia y para disgusto de sus padres y profesores se paseaba por la escuela exagerando un falso acento alemán y diciendo que los Krupp eran descendientes de los grandes heroes teutones.

Lo que más estimulaba su imaginación eran las antiguas leyendas germanicas que hablaban del antiguo pueblo ario. El fantastico mundo de la mitolgía pagana le cautivó por completo y comenzó a convencerse de que existía todo un corpus de sabiduría perdida esperando a ser descubierta.

Cuando le llegó el momento de cursar una carrera universitaria engaño a sus padres diciéndoles que iba a estudiar medicina pero en realidad estudió historia y antropología con el objetivo de acercarse a la antigua sabiduría pagana.

Es verdad que una vez se inscribió en la universidad fueron las tabernas, las chicas y los clubs de deportes lo que más ocupó su tiempo pero logro acabar la carrera y conseguir un puesto como ayudante del Dr Hoffman, un experto en antropología y parapsicología.

Cuando sus padres descubrieron la verdad estuvierón apunto de obligarle a volver a la hacienda pero gracias a la mediación del profesor y la compasión de su madre le permitierón seguir trabajando en Londres.

Así Hector, apadrinado por el profesor Hoffman, ha participado en varias investigaciones de campo en las islas y el continente y ha logrado convertirse en un verdadero experto en ciencias ocultas. Todo esto sin abandonar las aficiones y los buenos amigos de su época universitaria.

0 comentarios:

Publicar un comentario