Google+

26 jul. 2011

Diario de batallas | WHF


Fecha: 25/7/2011.
Contendientes: Will vs Fada.
Ejércitos: Imperio vs. Enanos.
Puntos: 2500.
Escenario: Tormenta de magia.
Vencedor: Will.
Comentario:
Los sótanos de una anodina casa en el interior de las murallas de Altdorf esconden secretos muy bien guardados. En ellos se celebran las reuniones de "La Cofradía". Su existencia es solo un mito para la mayoría de los humanos pero sus raíces se extienden a la formación primigenia de los colegios de magia. También sus tentáculos son largos. Sus acciones han jugado, de un modo u otro, algún papel en la mayoría de los grandes hitos históricos del Imperio.
Conscientes del débil equilibrio en que viven los condados tratan ahora de que si esta balanza cede, lo haga a su favor. Para lograr estos objetivos tienen ahora una oportunidad en sus manos que no pueden dejar escapar...
No lejos de uno de los monasterios de conocimiento repartidos por secretos rincones del Imperio con los que cuenta este cónclave mágico se había descubierto la entrada a un lugar que solo recogían las leyendas de los bárbaros de la zona, pero del que La Cofradía tiene conocimiento desde hace siglos. Se trataba de un limbo, un receptáculo seguro en el interior del Inmaterium cuya puerta aparece en el mundo de manera impredecible, conocido como El Jecur.
El fortificado monasterio mandó a sus más sabios hechiceros junto con la guarnición de mercenarios tileanos a tomar posesión del lugar. Sin embargo la zona se encontraba en el interior de las milenarias posesiones del Clan Runarroja en las Montañas Nubladas, y estos no atendían a razones durante las negociaciones. Parecía que el orgullo les llevaba a su férrea negativa, pero el señor del clan sabía de las intenciones de los brujos. La memoria del clan era  mucho más antigua que la de La Cofradía y advertía de los peligros, que en el paso de los milenios, habían acarreado otros intentos de sacar partido al extraño lugar del valle cercano. El enfrentamiento se hizo inevitable.
Las emanaciones de la puerta abierta convertían el campo de batalla en un lugar extraño e impredecible, cargado de magia y de poder en estado puro. Las águilas de los picos cercanos acudieron a la llamada de los enanos, y los hechiceros humanos, sirvéndose de las habilidades que la cercanía de la disformidad les había otorgado, se adueñaron de la voluntad de un antiguo dragón, arrancándolo de su profunda cueva.
Pronto se hizo patente que los desentrenados mercenarios no eran rival para los veteranos guerreros del clan, sus vidas eran sesgadas por todo el campo de batalla, pero no todo estaba perdido ya el poder del que se veían imbuidos permitía a los hechiceros levantar a sus tropas de nuevo y permanecer fuertes sobre el campo de batalla.
La contienda se prolongó a lo largo de todo el día, aunque en aquel lugar era difícil medir el tiempo. Permanecía en un equilibrio que desgastaba a los enanos y finalmente comprendieron que su retirada era inevitable. Con orden inquebrantable se replegaron a preparar las defensas de su fortaleza mientras La Cofradía lograba un paso más hacia su secreto futuro.

0 comentarios:

Publicar un comentario