Google+

22 jun. 2011

Diario de Batallas | WHF


Fecha: 9/6/2011.
Contendientes: Fada vs Mario.
Ejércitos: Enanos vs Condes Vampiro.
Puntos: 2500.
Escenario: Encuentro fortuito
Vencedor: Mario.
Comentario: 
En el extremo sur de las montañas grises existe una atalaya de piedra que controla el paso del mineral de la fortaleza de Karak Gull hacia los puertos. Ubicada en el interior de uno de los meandros del Rio Cálido habitualmente es guardada por una pequeña dotación, pero las noticias inconexas de una horda de no-muertos en la llanura pusieron en alerta al rey enano.

Fueron enviadas las últimas máquinas creadas por Kar, el herrero del clan, junto con una nutrida escolta de guerreros. El propio Kar pidió acompañar a la columna y que se llevase consigo el yunque hizo pensar a muchos que el Maestro de Runas intuía que el peligro era mayor de lo que parecía.

Al llegar a la atalaya la guarnición ya estaba en estado de alerta. Un numerosísimo grupo de carroñeros avanzaba hacia el rió comandados por el temible Conde Crator que parecía dispuesto a recuperar sus dominios a toda costa. Aprovechando la defensa natural de las hirvientes aguas del Cálido las maquinas fueron montadas apresuradamente y las tropas se apretaron a la espera de la carga.

La privilegiada posición frente a la llanura permitió a las maquinas enanas impactar de lleno en las largas columnas no muertas pero de poco sirvió por que ante la desesperación del joven Brun "Saltarocas", sobrino del rey y comandante de la expedición, la magia del vampiro levantaba nuevos cadáveres tras cada acierto.

Con la llegada del combate cuerpo a cuerpo la situación no mejoró. Cayó el flanco izquierdo que no pudo ser defendido por los mineros frente a un ataque conjunto del Conde y una horda de espectrales banshees. Se abrió una sangrienta brecha en las líneas enanas mientras la guardia personal de Bruin asistía impotente a la masacre, bloqueada por el rio en el flanco izquierdo.

Ante la funesta situación Kar invoco el poder de los ancestros y logró que Bruin llegase al combate acabando con la unidad más numerosa de necrófagos. Bruin y sus Barbaslargas imbuidos por la fuerza de la carga chocaron con la unidad comandada con el conde. Pero para desgracia de los enanos antes de que Bruin levantase su hacha en poderoso vástago de Nagash despedazo el cuerpo del general enano.

La suerte estaba echada el resto de enanos intentaron resistir en la torre pero esa noche los necrófago celebraron un sangriento festín con sus cadáveres. Crator volvía a ser el señor de la Torre del Rió Cálido.

0 comentarios:

Publicar un comentario