Google+

17 abr. 2011

Historia de Mabuse Maztikafetoz | Capitulo 1


Autor: Herlon Krell, infocito del clado Vanus, Ordo Asesinorum.
Asunto: Conquista del planeta Gárgadon, primeros movimientos. Tercera compañía del grupo de combate Tarvitz (XXXIII Legión) contra incursores Locoz de la velozidad
Objetivo: Recogida de datos previa a la destrucción de objetivo primaris para la Cruzada de la Luz Eterna: caudillo Mabuse autodenominado Maztikafetoz.

Gárgadon es el único planeta que orbita al rededor de la estrella OI-235-alfa, segmentum solar, subsegmentum tetricus. Antiguo mundo minero, cayó en manos orkas a finales del M37 junto con otros 5 sistemas planetarios tras el WAAGH Destripacerdos que se disolvió poco después de la muerte de su señor de la guerra por causas desconocidas. El imperio no ha tomado hasta ahora ninguna medida para deshacerse de este enclave por su pequeñez y las constantes luchas intestinas entre clanes orkos rivales que les impide ser una amenaza seria. El problema es que este insignificante planeta contiene uno de los repetidores astropáticos necesarios para el mantenimiento del Imperio como potencia estelar. El Grupo de combate Tarvitz será el encargado de reconquistarlo.

Este grupo de combate está integrado por siete compaíias, una mixta de veteranos al mando del propio Tarvitz, 2 de la hermandad Hijos del emperador (2ª y 3ª), 2 de la hermandad Devoradores de Mundos (4ª y 5ª) y otras 2 mixtas con escuadras de todas las hermandades. A estos se les añaden 3 divisiones de la guardia imperial (3ª, 7º y 21ª) y una flota de gran tamaño que no tuvo dificultades para penetrar en el mini-imperio orko. También se reconoce presencia inquisitorial.

Ante la importancia del objetivo y que se desconoce su localización exacta dentro del continente principal de Gárgadon se desaconseja el bombardeo orbital. La conquista se hará cara a cara.

PRIMER MOVIMIENTO. Desembarco de la 3ª compañía

Fuerzas de la 3ª Compañía, al mando del capitán Grabiel desembarcan en los suburbios de un antiguo asentamiento minero, al sudeste de la mayor concentración de orkos del continente, lo que parece ser su "capital", con la esperanza de que sea la localización del objetivo principal. Poco después de desembarcar de las cañoneras sufren la emboscada de una banda de Locoz de la Velozidad al mando del, por aquel entonces, desconocido Mabuse Maztikafetoz.

Tomados por sorpresa, el contingente Fenix forma un círculo defensivo alrededor del ordenador central del asentamiento, con la esperanza de que contenga la información que necesita la Cruzada. El objetivo es resistir hasta que dicha información halla sido obtenida.

La batalla comienza bien para la Legión, con sus disciplinadas escuadras tácticas y de devastadores destruyendo metódicamente las primeras peñas de kamioneros que se atreven a ponerse a tiro, mientras el Whirlwind diezma a la infantería antes de que sean una amenaza. Incluso un ataque por la retaguardia perpretado por una peña mecanizada apoyada por un dreadnought es repelido gracias al regreso de los exploradores montados en Land Speeder Tormenta que habían sido enviados hacia la "kapital" y su cañón de fusión.

Pero todo cambia con la llegada de Mabuse. Montado en su camión favorito y acompañado por sus modificados nobles y estandarte irrumpe desde el sur; a su lado viaja su doktor, portando un extraño objeto semejante a una jeringuilla rodeada de una niebla verde y bandadas de moscas. Enfrente le espera la escuadra veterana Dagonet y sus bólteres modificados que consiguen parar el kamión pero cuyas balas especiales parecen no tener efecto sobre la piel verde-enfermiza de los nobles. Viendo esto, Grabiel decide llamar a los refuerzos...

Dos escuadras de la primera compañía, una de exterminadores al mando del capellán Ventris y otra de veteranos de vanguardia se teletransportan con total exactitud en el camino del jefe orko gracias a la baliza colocada y defendida por los exploradores del sargento Adera. Pero ni siquiera la élite de la Legión es capaz de atravesar la protección mística que protege al mando orko, y aunque consiguen acabar con varios nobles, la mayoría de las heridas se cierran ante los atónitos ojos de los marines o destruyen partes mecánicas aparéntemente no vitales. Sólo queda el Venerable hermano Septus y el propio Grabiel para detener a Mabuse, ahora solo acompañado por su estandarte y su estraño matazanos.

En un combate épico, y mientras el resto de la banda orka comienza a retirarse, el enorme orko con su enorme hacha daña al dreadnought de forma catastrófica y deja inconsciente al capitán marine antes de destruir la terminal de datos. Una vez saciada su sed de violencia, y con el sonido de las cañoneras que acuden al recate, el caudillo orko se retira con los restos de su fuerza; la noticia de su victoria aglutinará nuevas bandas... se avecina un nuevo WAAGH.

0 comentarios:

Publicar un comentario